Posts Tagged ‘Mexico’

ANALISIS DEL MERCADO AGRICOLA

 

 

 

ANALISIS DEL MERCADO AGRICOLA

 

Y

 

PROSPECTIVA DE PRECIOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dr. Ruben O.Thieme

Lic. Carlos A. Alisio

Julio de 2007


ANALISIS DEL MERCADO AGRICOLA Y PROSPECTIVA DE PRECIOS

Se realizara una revisión de la evolución de diferentes variables que influyen en la formación del precio de los productos agrícolas producidos en la Argentina.

En primera instancia se mostrara el recorrido de los precios en diferentes periodos para luego ver la estructura de cada producto con el fin de conocer mejor el mercado y advertir con mayor precisión cuales son las variables mas importantes en la formación de los precios de cada cultivo, como así también percibir cuales son los países mas importantes en la formación de los precios.

Es decir que se proyectaran los precios a través del herramental del análisis fundamental (como se lo denomina técnicamente), el cual consiste en: el estudio de todas aquellas variables que están incidiendo en la formación del precio del grano.

Existen movimientos y razones coyunturales internacionales que están motivando una escalada (y sustento en valores imponentes) en los precios de los productos agrícolas. Entre los diferentes argumentos se pueden citar:

ü      Crecimiento económico mundial, en los últimos cinco años el mundo estuvo creciendo a una tasa anual del 2,9% y se espera que en el periodo 2007-2016 el crecimiento sea del 3,4%;

ü      La población mundial sigue creciendo y en especial aquellos países subdesarrollados que son los mayores demandantes de productos alimenticios;

ü      Los precios del petróleo en los últimos años se ha mostrado al alza reflejando la recuperación económica vivida en el mundo, en lo que respecta al futuro del precio de este preciado bien en los próximos años se espera que caiga modestamente para luego comenzar nuevamente una senda de crecimiento moderado;

ü      Las políticas agrícolas de los países desarrollados siguen influyendo sobre los precios de los diferentes productos agrícolas;

ü      Los diferentes esquemas legislativos adoptado por distintos países en materia energética esta afectando el precio de los granos. Los exponentes máximos de estos hechos son el etanol y el biodiesel que están aumentando constantemente la producción; en la próxima década se espera un aumento de la producción en la EU, Brasil, Argentina y Canadá aunque no queda claro si esto lograra cubrir la demanda.

Estos factores influyen sobre los precios pero para obtener una mejor perspectiva se debe analizar con mayor detalle la estructura del mercado de cada grano en particular.

TRIGO

En primera instancia se observa el grafico que muestra la evolución del precio del trigo a lo largo de quince años, la línea de tendencia estimada (línea verde claro) muestra la trayectoria del precio prescindiendo de cuestiones coyunturales.

Período Analizado
ene-92 a jun-2007  
Indicadores Estadísticos de la Serie
Moda 115
Máximo 500
Mínimo 79,5
Media 194,39
Línea de Tendencia Tipo de Ajuste
Polinomial de grado 4  

 

En el cuadro se muestran los estadísticos que brindan información acerca del comportamiento y regularidades empíricas observadas en los precios durante los quince años que se estudian.

Se encuentran el valor promedio de los quince años, como así también los valores máximos, mínimos y la moda que es el precio con mayor ocurrencia en el período analizado.

 

En lo que respecta a los últimos seis meses se observa un comportamiento alcista del precio del trigo, producido como se observará con mayor detalle en incisos posteriores a un aumento constante del consumo, que en ocasiones no siempre es acompañado por aumentos en la producción lo que provoca la consiguiente caída en los volúmenes de stock.

Preiódo Analizado
ene-2007 a jun-2007  
Indicadores Estadisticos de la Serie
Moda 370
Máximo 414
Mínimo 340
Media 366,51

 

En el siguiente cuadro pueden observarse nuevamente los estadísticos, donde la moda, la media y el valor mínimo son todos superiores a los valores obtenidos para la serie de quince años. Solo el valor máximo es menor que en la serie precedente.

 

Esta pequeña comparación de los precios de la serie de los últimos quince años con la serie de los últimos seis meses muestra un aumento significativo en los valores, si bien se debe tener presente que los valores están expresados en pesos corrientes y en el año 2001 se produjo la devaluación del peso y otro elemento importante a tener en cuenta es la relevancia enorme que empiezan a tener las retenciones en la etapa post convertibilidad.

En general los precios del mercado interno vienen establecidos por el mercado internacional, por tratarse de productos transables, es decir de productos de “sencilla” comercialización.

Es por ello que la base de la explicación de lo que ha sucedido con los precios internos y con lo que acontecerá en el futuro próximo viene dado por lo ocurrió y ocurrirá con la producción, consumo y comercio mundial de trigo.

EVOLUCION DE LA OFERTA Y DEMANDA MUNDIAL DE TRIGO

 

Producción Mundial: Principales países

A nivel mundial la producción de trigo es la segunda en importancia después del maíz en el terreno de los cereales, en lo que respecta al área sembrada se espera que llegue a los 217.42 millones de hectáreas en la campaña 2007/08, esta cifra es menor a la superficie que se destinó en la campaña 2004/05 pero mayor a la de la campaña 2005/06.

Países Area                                                        (Millones de hectáreas)   
 
2005/06 2006/07* 2007/08 Jun.**  
India  26.50 26.40 27.60  
Rusia 25.40 23.70 24.30  
China  22.79 23.40 23.00  
EE.UU 20.28 18.94 21.12  
Total en el Mundo 219.29 213.71 217.42  

                             *Dato Preeliminar

                             **Dato Proyectado

                             Fuente: USDA

Estos países que aparecen en el cuadro junto a la Unión Europea conforman los lugares donde se produce la mayoría del trigo. Si se comparan las últimas cuatro campañas y la venidera se observa que estos cinco territorios abarcan más del 65% de la producción mundial de trigo. La gran superficie que se destina a este cultivo y la gran producción que se obtiene hace que el seguimiento sea permanente puesto que dificultades climáticas o cambios en los destinos de la superficie de siembre provocaran cambios en la oferta y con ello en el precio.

Fuente: USDA

 

Si bien se espera una disminución en la producción de China esto es compensado con las subas que se proyectan para la Unión Europea, India; EE.UU y Rusia. En suma se espera una producción mundial de trigo de 610,154 millones de toneladas que es superior a la del año anterior en 16,061 millones de toneladas pero inferior a las dos anteriores campañas.

  2003/04 2004/05 2005/06 2006/07 2007/08 Jun.  
 
Producción  
Producción Mundial 554,575 629,085 622,272 594,093 610,154  

Fuente: USDA

Una de las características que comparten la generalidad de los países, como así también la mayoría de los granos es el aumento de los rindes que se observan año tras año; lo que provoca la posibilidad de seguir aumentando la producción a pesar de no aumentar el área de siembra.

Consumo Mundial: Principales países

El destino o consumo de la producción también es importante, ya que si bien puede suceder que se aumente la producción al mismo tiempo puede estar aumentando la demanda del producto por lo que el aumento de la producción no alcance a cubrir la mayor necesidad de consumo del grano.

Al mismo tiempo es importante ver quienes son los países de mayor consumo puesto que si estos están creciendo (por ejemplo), existe mayor posibilidades de que el grano siga su trayectoria creciente de consumo.

Lo que se espera es una caída en el consumo mundial, aunque sigue siendo superior a la producción que se estima para el año próximo.

También es importante ver que los mayores consumidores de trigo son países muy poblados como lo son China e India y que están experimentando un gran crecimiento económico, esta es una de las razones por lo que se observan precios elevados de trigo y que sigan sostenidos ya que en estos países la población crece y con mayor poder adquisitivo.

En el siguiente grafico se muestra la evolución del consumo, producción y stock finales mundial de trigo, y se observa que los stocks finales están cayendo y que en los últimos años el consumo ha superado a la producción mundial de trigo.

En la campaña 2005/06 el consumo supero a la producción mundial de trigo en 2,217 millones de toneladas en tanto que en la campaña pasada (2006/07) el consumo supero a la producción en 27,04 millones de toneladas. Se espera que esta tendencia continué para el año próximo proyectándose que el consumo superará a la producción mundial de trigo en 9,918 millones de toneladas.

  Producción Consumo Stocks Finales Rel. Stock/Consumo
en milones de toneladas (%)
2003/04 554,575 588,349 131,91 22,42%
2004/05 629,085 609,788 151,207 24,80%
2005/06 622,272 624,489 148,99 23,86%
2006/07 594,093 621,133 121,95 19,63%
2007/08 May 616,871 623,866 113,364 18,17%
2007/08 Jun 610,154 620,072 112,032 18,07%

                Fuente: USDA

La relación Stock/Consumo muestra lo ajustado que se encuentra el mercado del trigo. La relación Stock/Consumo es de 18,06% una de las mas baja en mas de 20 años.

COMERCIO MUNDIAL

Principales países exportadores

En lo que respecta al comercio mundial lo primero que se observa es que entran en escena nuevos participantes, que si bien no poseen grandes volúmenes de producción son países que cuentan con saldos exportables positivos, uno de esos países es Argentina que según el último informe publicado por el departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) participa con el 9% de las exportaciones.

La Unión Europea y Estados Unidos acorde a los grandes niveles de producción también tienen una importante participación en las exportaciones mundiales, superando el 35% de las exportaciones entre los dos.

Otros países que entran en escena son Canadá y Australia con el 15,5% y el 12,7% respectivamente.

Las perspectivas son dispares, por un lado esta el mal tiempo por el que esta atravesando la Unión Europea lo que hace que los saldos exportables sean muy inferiores a los del año anterior; juntamente con lo que esta pasando en la Argentina, donde la superficie destinada al trigo continua siendo un enigma por las buenas perspectivas que tienen otros cultivos como la soja. Esto al igual que en el caso de la Unión Europea hace que los saldos exportables sean menores.

En el otro extremo se encuentran Rusia y Estados Unidos que son dos participantes importantes del mercado, en estos países se espera que los saldos exportables aumenten respecto de la campaña anterior producto de las buenas cosechas que se espera que ocurra.

Principales países importadores

Lo que sucede con los países importadores es que existe una gran desimanación, al contrario de lo que sucede con las exportaciones no existen grandes importadores de trigo.

Igualmente se espera que, por ejemplo, India continúe siendo un importante importador el año que viene aunque en menor proporción por las perspectivas de una muy buena producción. Para nuestro país vecino, Brasil, se espera una menor importación por la elevación de los precios que desaniman el consumo y por el otro lado incentivan la producción.

MAIZ

La evolución de los precios del maíz en los últimos quince años tiene una tendencia muy parecida a la evolución de los precios del trigo en igual periodo, nuevamente cabe la aclaración que en el año 2001 se devaluó la moneda y los precios están expresados en pesos corrientes.

Preiódo Analizado
ene-92 a jun-2007
Indicadores Estadisticos de la Serie
Moda 105
Máximo 413,8
Mínimo 68,9
Media 155,88
Línea de Tendencia Tipo de Ajuste
Polinomial de grado 4

En el precio máximo es el valor que mas semejanza tiene a la época actual mostrando la buena etapa que esta pasando el maíz. El precio mínimo (68,9) se

produjo el 24 de agosto del año 2000 si se lo multiplicara por el tipo de cambio actual se obtendría un precio de aproximadamente $215. Este precio parece muy improbable que se de en el futuro próximo.

 

 bien la comparación es totalmente injusta puesto que son realidades completamente diferentes por la que esta pasando y ha pasado el sector; por ejemplo los costos del sector han cambiado notablemente desde la devaluación, y otro tema importante es el hecho que el actual gobierno asienta un sistema de retenciones a los productos agrícolas que en tiempos de la convertibilidad no existían.

Si se observan los últimos seis meses se aprecia que el valor máximo coincide con el valor máximo de la serie de los últimos quince años.

Existe un rango apreciable de variación mostrando la gran variabilidad que existe en el mercado.

En este caso vemos los valores máximos y mínimos y la media, que son superiores a los observados en la serie pasada pero un hecho destacable es la moda que nos muestra los valores con mayor frecuencia dentro de la serie y en este caso el valor modal esta mucho mas cerca del valor mínimo y hasta menor que la media.

 

Preiódo Analizado
ene-2007 a jun-2007
Indicadores Estadisticos de la Serie
Moda 355
Máximo 413,80
Mínimo 330,00
Media 375,03

 

Parte de la explicación de estas variaciones de precios se encuentran en el mercado mundial por los movimientos en cuanto a producción y cambio de políticas medioambientales que están provocando un mayor consumo de este cereal. Es por ello que se pasara a analizar el mercado internacional de maíz.

EVOLUCION DE LA OFERTA Y DEMANDA MUNDIAL DE  MAIZ

 

Producción Mundial: Principales países

El maíz ocupa el lugar mas destacado en el volumen de la producción mundial de los cereales, y también en relación al total de los granos, ostentando una participación importante. Los buenos precios que se están observando y las perspectivas futuras de que los precios continúen sostenidos y en alza, están haciendo que los productores se inclinen hacia la siembra de este cultivo, esta circunstancia no solo se observa a nivel nacional sino que también es algo que esta sucediendo a nivel internacional.

Países Area                                                        (Millones de hectáreas)   
 
2005/06 2006/07* 2007/08 Jun.**  
China 26.36 27.00 27.60  
EE.UU 30.40 28.59 33.56  
Brasil 12.90 13.70 14.00  
Argentina 2.44 2.80 3.20  
Total en el Mundo 145.60 148.48 158.69  

       *Dato Preeliminar

                            **Dato Proyectado

                            Fuente: USDA

Comparándolo con la superficie que se destina al cultivo del trigo, la superficie al maíz es superior además las continuas subas del precio y las noticias acerca de la mayor necesidad de este cereal como materia prima básica de la producción del etanol unido a la posibilidad de efectuar la tan anhelada rotación, hacen de una excelente oportunidad para destinar la superficie al cultivo.

Como se observa en el cuadro, EE.UU, China y Brasil (países con extensiones territoriales significativos) destinan una parte importante del área productiva a la siembra de maíz; estos mismos países son los mayores productores mundiales de maíz.

Ello es lo que se observa en el siguiente grafico donde en las últimas cuatro campañas estos pises conjuntamente con la U.E y Argentina han elaborado mas del 70% de la producción mundial.

Además otra de las características es que  para esta campaña que se aproxima se espera una cosecha record de

  2003/04 2004/05 2005/06 2006/07 2007/08 est. Jun  
 
Producción  
Producción Mundial 627.0  714.5  695.9  699.3  768.0   

          Fuente: USDA

Nuevamente el que más aporta con este volumen productivo es EE.UU (como se observa en el grafico) por lo que seguir lo que sucede en este país es de vital importancia ya que es uno de los participantes más importante del mercado.

En EE.UU., el maíz se terminó de sembrar a mediados de mayo por lo que de ahora hasta julio/agosto el clima comienza a ser importante en los precios, puesto que es en esta época donde el maíz comienza a florecer y necesita buena humedad para obtener rindes significativos. El problema de los pronósticos meteorológicos es que suelen contradecirse y los mercados reaccionan muy rápidamente ante estos informes, es por ello que se observa mucha volatilidad (sobre todo en los precios futuros) en estos tiempos.

Cuando se cree que el clima va a ser bueno  los precios bajan, porque se proyecta una buena cosecha. En cambio, cuando hay sequía o excesos hídricos, se estiman rendimientos inferiores y por eso aumentan las cotizaciones.

Consumo Mundial: Principales países

La creciente producción y la cosecha record que se espera para la campaña futura, esta sometida a una fuerte presión por parte de la demanda.

La demanda continua creciendo año tras año, y no solo se debe al crecimiento que esta ocurriendo en países como China e India (que desde el año 2003 en conjunto han superado los diez millones de consumo respecto al año 2006, este aumento es la mitad de la cosecha argentina), sino fundamentalmente a lo que sucede en los países desarrollados; que por las políticas ambientalistas provocan un aumento del cereal; en particular a causa del rápido crecimiento de la industria de los biocombustibles, por ejemplo Estados Unidos paso de consumir en la campaña 2003/04 211,644 millones de toneladas a las proyecciones para la campaña 2007/08 266,459 millones de toneladas, es decir que en cinco años el consumo aumento en 55 millones de toneladas (más de dos cosechas argentinas).

Se espera un aumento en el consumo de Estados Unidos en más de 28 millones de toneladas y un aumento del consumo de China en más de 5 millones de toneladas para el próximo año por lo que es necesario un aumento de 33 millones de toneladas solo para abastecer a estos dos grandes consumidores.

En el grafico se puede observar lo ajustado que siguen estando los stocks finales a pesar que la producción mundial esta creciendo. Lo mismo se puede observar en el siguiente cuadro donde año tras año aumenta la producción pero también hace lo propio el consumo.

Campaña Producción Consumo Stocks Finales Rel. Stock/Consumo
en miles de toneladas (%)
2003/04 627,026 648,722 103,889 16,01%
2004/05 714,487 687,705 130,671 19,00%
2005/06 695,935 704,183 122,423 17,39%
2006/07 699,321 727,067 94,677 13,02%
2007/08 May 766,498 769,448 90,25 11,73%
2007/08 Jun 767,963 770,838 91,802 11,91%

      Fuente: USDA

En cuanto a la relación stock/consumo es una de la más baja en los últimos veinte años.

COMERCIO MUNDIAL

Principales países exportadores

En el comercio mundial Estados Unidos al igual que en la producción mantiene una hegemonía clara sobre los demás participantes del mercado.

Alrededor del 60% de las exportaciones mundiales que se esperan para 2007/08 pertenecen a EE.UU. Si bien la participación es muy amplia sobre los demás países, lo que se observa es que en los dos últimos años ha perdido alrededor de 10 puntos en las exportaciones (en 2005/06 tenia una participación del 68%). Esto es como consecuencia de las políticas tomadas alrededor del etanol que para el año 2010 se requerirá de 322,58 millones de toneladas de maíz solo para cubrir lo que se propuso como meta de producción de etanol.

Principales países importadores

Las importaciones, se podría establecer que, están encuadradas en la posición inversa a lo que sucede con las exportaciones: por el hecho de que existen varios países con un consumo que no sobresale de los demás.

Si bien es cierto que las importaciones de maíz están distribuidas en un gran número de países, si se considera lo que se espera en la campaña próxima, se aprecia un predominio de los destinos asiáticos que absorben aproximadamente el 45% del total, con eleva a concentración en dos países: Japón y Corea el Sur, con el 19% y 11% de las importaciones mundiales, respectivamente.

SOJA

En los últimos años la soja y sus derivados han acrecentado su influencia en la estructura económica argentina, algunas de las causas es que el territorio argentino ofrece un espacio muy propicio para la implantación de esta oleaginosa y por otro lado los buenos precios que se observan a nivel internacional hacen que los productores se inclinen por este producto a la hora de la siembra.

Por otro lado el gobierno ha impuesto elevadas tasas de retenciones por lo que buena parte de la recaudación esta atada a lo que suceda con este grano.

Al observar la evolución del precio en dólares de los últimos quince años lo que se aprecia es que el precio ha estado rondando los 200 dólares por toneladas (teniendo en cuenta que existen periodos con diferentes niveles de retención que afectan el precio) con picos por encima de los 300 dólares por toneladas y en este periodo nunca estuvo por debajo de los 100 dólares por toneladas.

Para ser más precisos el máximo se consiguió el 20 de marzo de 1997 y fue de 322 dólares por toneladas en tanto que el mínimo alcanzo el 8 de abril de 2002 y fue de 116,49 dólares por toneladas.

 

  Soja
Máximo 322,00
Fecha operaciones 20-Mar-97
Mínimo 116,49
Fecha operaciones 8-Abr-02

 

Si se hubiese hecho el análisis en pesos las fechas serian totalmente diferentes tanto que el máximo seria en enero del 2004 y el mínimo en abril del 2001, siendo los valores 718,30 pesos por toneladas y 137,60 pesos por toneladas, respectivamente.

Dada la relativa calma del tipo de cambio el análisis de los últimos seis meses se realiza en pesos y lo que se observa una franja de variación de alrededor 60 pesos por toneladas siendo el extremo superior de la banda igual a 640 pesos por toneladas y el extremo inferior de la banda de 580 pesos por toneladas.

La cotización con mayor periodicidad (valor modal) es de 610 pesos por toneladas y el promedio es de 604,80 pesos por toneladas, montos que giran alrededor de los 200 dólares por toneladas (incluyendo retenciones) indicando el buen momento del precio de esta oleaginosa.

 

Preiódo Analizado
ene-2007 a jul-2007
Indicadores Estadisticos de la Serie
Moda 610
Máximo 640,00
Mínimo 580,00
Media 604,80

 

El mínimo de 580 pesos por toneladas se verifico a principios del mes de mayo cuando comenzó a volcarse el grueso de la cosecha record que se verifico en Argentina, por lo que las perspectivas de precios son muy buenas hacia futuro, mas si se considera que en Estados Unidos la superficie de siembra de soja se proyecta que disminuya.

EVOLUCION DE LA OFERTA Y DEMANDA MUNDIAL DE TRIGO

 

Producción Mundial: Principales países

 

Durante las últimas cuatro décadas EE.UU. ha sido líder mundial en la exportación de soja, maíz y trigo. Como principal productor ha tenido, y continúa teniendo, un rol protagónico en la formación internacional de los precios.

Sin embargo, en los últimos años, Argentina y Brasil han incrementado notoriamente su producción, ganando participación en el comercio internacional de commodities, fundamentalmente en el mercado de la soja. Al respecto:

ü      Brasil y Argentina aumentaron la producción en 17,3% y el 32,4% respectivamente en cinco años;

ü      La producción conjunta de Argentina y Brasil superan a la estadounidense;

En el gráfico se observa el notable incremento de la participación de Argentina y Brasil en el mercado mundial.

Los precios del complejo sojero en el mercado argentino son afectados tanto por variables locales como por factores externos. La mayor participación en el mercado mundial del Hemisferio Sur, ha provocado que los factores locales tengan mayor influencia en los precios de la soja.

Consumo Mundial: Principales países

La producción mundial de soja estuvo creciendo en los últimos años pero también como se observo al principio el precio estuvo en la misma senda más aun si tenemos en cuenta que en Argentina luego de la convertibilidad surgió un sistema de retenciones a las exportaciones que atenuó el crecimiento de los precios de estos productos en el mercado local comparándolo con el mercado internacional.

Si bien la producción estuvo creciendo y era de esperar una declinación del precio (lejos de suceder) esto no ocurrió a causa del crecimiento de la demanda. Como se observa en el cuadro si comparamos el crecimiento de la producción desde la campaña 2003/04 a lo esperado para la campaña 2007/08 el crecimiento es del 14,5% en tanto que en el mismo lapso de tiempo el crecimiento de la demanda se espera sea del 22,45%.

  Producción Consumo Stocks Finales Rel. Stock/Consumo
  en milones de toneladas (%)
2003/04 196,789 191,34 43,615 22,79%
2004/05 186,531 189,46 38,754 20,45%
2005/06 215,721 205,14 48,438 23,61%
2006/07 220,556 215,26 53,938 25,06%
2007/08 Jun 225,325 234,28 54,002 23,05%

                      Fuente: USDA

Esto es parte de la explicación porque en las campañas 2006/07 para atrás la producción mundial superaba a la demanda lo que ocasionaba aumentos de stock como lo muestra el gráfico. A pesar de ello los precios en este periodo mantuvieron una tendencia al alza.

Más explícitamente el aumento de los stocks se puede ver a través de la relación Stock/Consumo

En la relación Stock/Consumo se verifica un aumento desde el año 2003/2004 aunque los precios no descendieron como lo haría prever la teoría económica. Esto no es a causa del fallo de la teoría sino es por haber realizado el análisis sin una parte considerable del mercado. Hasta ahora solo se vio el consumo y la producción pero no se ha visto el comercio mundial.

 

COMERCIO MUNDIAL

 

Principales países exportadores

Examinando la estructura de las exportaciones se evidencia claramente que los principales productores comparten la característica de ser los principales exportadores.

Seguir la evolución del cultivo en Brasil, EE.UU y Argentina es de vital importancia puesto que no solo son los grandes proveedores sino que tambien cuentan con importantes remesas para ser exportadas.

Alrededor del 90% de las exportaciones pasa solo por estos tres países.

Argentina y Brasil en estos momentos están en el periodo decisorio alrededor de la superficie a implantar con este cultivo en tanto que en Estados Unidos esta la etapa

Principales países importadores

 

Analizando los principales importadores del complejo soja vemos que ellos concentran un alto porcentaje del comercio mundial. Y en esta concentración radica parte de la explicación del aumento de los precios en paralelo con el aumento de las existencias.

Los principales importadores son China, la UE-25 y Japón, que concentran casi el 70 % del comercio total. China, cuya economía ha venido creciendo a un ritmo del 9% anual con proyecciones de seguir con el mismo ritmo en los próximos años, la UE con el euro que ha sufrido una apreciación considerable contra el dólar, y lo mismo ha sucedido con el yen. Estos pueden considerarse como los principales factores que han impulsado la suba de los precios de todo el complejo soja en los años precedentes y se espera que continúen con esta tendencia.

China y la Unión Europea con el 65% de las compras son los grandes importadores de soja.

Para tener una visión mas acaba de la problemática del aumento del consumo en estos últimos tiempos veamos como fue la evolución de la producción, consumo y stock en la campaña 2006/07 con respecto a la campaña 2005/06 recordando que durante el ultimo año los precios mostraron una leve tendencia al alza.

Si tenemos en cuenta las proyecciones de consumo, producción y stock para la campaña 2007/08 y la comparamos con la campaña pasada se ven que las diferencias son negativas en producción (es decir que se espera una disminución de la producción) y en stock, en tanto que el consumo es positivo revelando las estimaciones de un mayor consumo mundial.

Para ser mas exacto la diferencia en el consumo que se proyecta es de alrededor 9 millones de toneladas de soja en tanto que la producción se espera disminuya alrededor de 10 millones de toneladas, haciendo que los stocks finales se vean reducidos en aproximadamente 11 millones de toneladas.

Todos estos argumentos hacen prever un muy buen escenario en cuanto al precio de la soja.

 Lic. Carlos Alisio

Dr. Ruben O. Thieme (UBA)

Noviembre 2007

Anuncios

CRITICA AL PRESUPUESTO PROVINCIAL DE CORDOBA 2009-ARGENTINA

Córdoba Province (Argentina)

Image via Wikipedia

 

INFORME

PRESUPUESTO PROVINCIAL EJERCICIO AÑO 2009

Dr. RUBEN O. THIEME- Economista (UBA)

CORDOBA, 09 DICIEMBRE 2008

 

 

 

 

ANALISIS DEL PROYECTO DE PRESUPUESTO PROVINCIAL 2009       

“Quienes no asumen el principio de la Realidad y las consecuencias de sus actos, jamás podrán actuar y nunca harán nada.”

 

ABSTRACT

  • PRIMERA PARTE

 

Nos proponemos aquí las siguientes cuestiones esenciales  para comprender la Política Fiscal a nivel de la Provincia de Córdoba:

A)           Establecer la relación entre el Ingreso Provincial Total, en su conjunto, y los Ingresos Públicos propios de la Provincia de Córdoba.

B)           Dentro de ese marco, descubrir, si existe, el “efecto de desplazamiento” del Total de Gastos a nivel provincial. Dicho efecto de desplazamiento se refiere, fundamentalmente, a la tendencia a la expansión ascendente de aquéllos, si la hubiere. En tal caso, establecer su elasticidad a la baja o su probable inelasticidad con relación  al movimiento de los Ingresos Provinciales Totales (I).

C)           En este último caso, de qué modo se cierra la brecha entre el Total de Ingresos Provincial (I) y el nivel de Gastos totales (G), ambos si guardan alguna relación  entre sus movimientos ascendentes o descendentes.

  • SEGUNDA PARTE

 

Luego de conocidas las categorías esenciales y sus relaciones internas que componen la Imposición Fiscal, es imprescindible conocer entonces las condiciones Económico-Sociales, es decir, sus determinantes externas, independientes de la voluntad política, que hacen al “cuadro de situación” en las cuales aquellas categorías se mueven en su dinámica y son a su vez, determinadas en última instancia.

Como todo nuestro método de abordaje de la realidad consiste en ir de lo Particular a lo más   Simple (abstracto), para reconstruirlo intelectualmente en la mayor complejidad posible, es decir, yendo de lo Simple (abstracto) a la concreta realidad reproducida en el conocimiento (Realidad conciente).

Hecha esta aclaración previa, esta segunda parte del Informe acerca de los Ajustes de la Finanzas Provinciales debe continuar esclareciendo, solo en parte, brevatis causa, por lo siguiente:

I)                Enunciadas, en la primera parte, las categorías fundamentales y las relaciones internas que componen las Finanzas Provinciales, se impone CONOCER, aunque más no sea en sus aspectos esenciales, las condiciones exógenas (independientes del Poder político), marco en el cual se establece y normatiza la Imposición Fiscal como Política.

 

II)             CONOCER en sus aspectos centrales, más que las “razones” que pueden argumentarse con cierta solidez intelectual, acerca de la Crisis de la Finanzas Provinciales, cuales son las críticas posibles sobre la Política Tributaria actual, dentro de los límites legales vigentes, a veces insalvables, y si existen posibles formulaciones de alguna “solución” o vias de “salidas” para superar la CRISIS FINANCIERA PROVINCIAL o bien sus limitantes, a fin de intentar políticas orientadas a “remover las trabas” que impiden una gestión pública eficiente y eficaz, en orden al bien común.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESARROLLO

 

 

NATURALEZA DE LA IMPOSICION FISCAL COMO POLÍTICA 

 

En este punto, volvemos a los clásicos. Con mucha anticipación, nos decían que la Deuda del Estado, desde la Edad Media (Génova, Venecia, etc.) se extendió a toda Europa en el período manufacturero. Al desarrollarse la ampliación de los mercados comerciales con la incorporación de las colonias  y las guerras comerciales, echó raíces en Holanda. La enajenación del Estado, léase la Deuda Pública (en el sistema constitucional o republicano y hasta tiránico) parte de la riqueza nacional, resultante de la propiedad colectiva de los pueblos modernos se convierte en Deuda Pública. Las naciones o pueblos parecen hacerse más ricos en tanto más se endeudan. De allí el coro de los popes de la economía “profesional”, al rasgarse las vestiduras si “no se  accede a los mercados financieros y al crédito internacional” y por tanto, se debe volver a lograr la “confianza” de los acreedores y organismos internacionales de crédito. La falta de “confianza” desplaza hasta el peor de los pecados. La Deuda Pública deviene en un apalancamiento de la generación de ganancias del capital privado. Ese dinero improductivo se convierte, como por arte de magia, en Capital privado (recordemos la “estatización” de la deuda privada internacional en deuda del Estado argentino, por el maravilloso “genio” del Dr. Cavallo, profesor de Harvard). No existen riesgos innecesarios como en la inversión industrial o productiva en general. Las sumas prestadas al Estado se convierten en Bonos, transferibles en el “juego” de las Bolsas, transferibles con suma facilidad, como dinero efectivo. Allí se forman los rentistas ociosos, parasitarios, y dichos “financistas” cumplen el papel de “intermediarios” entre gobierno y los “inversores privados”. Los “tiburones financieros” no dan nada de si, a cambio del dinero prestado al Estado, reciben el equivalente en Bonos o Títulos Públicos, con garantía del erario público, y con intereses usurarios.

El “juego” de las Bolsas ha generado a la “bancocracia”, representación carnal del las Corporaciones Financieras, la mayor parte de ellas, trasnacionales. La moderna y actual casta de especuladores privados prestan dinero entonces, a los gobiernos quienes se endeudan en “representación” de los pueblos, con privilegios tales como se garantice la sacralidad de los contratos, es decir, la famosa “seguridad jurídica”, con la posibilidad de “reasegurarse” en tribunales internacionales y en otras consorcios de seguros de contratos.

Los Bancos se convierten así, en el núcleo central del crédito público. Los tiburones de la bolsa son los protagonistas las Deudas del Estado y en consecuencia, del pueblo mismo.

Ahora bien, la Deuda Pública se respalda con los Ingresos del Estado, que deben cubrir suficientemente los servicios (pagos) de los empréstitos recibidos y sus intereses. Aquí es donde entra en escena el Sistema Impositivo. Este es un complemento necesario del endeudamiento público. Los préstamos al Estado permiten que se solvente los Gastos del Presupuesto sin que los contribuyentes (el pueblo) lo adviertan de inmediato. Pero, con el tiempo exigen que los Impuestos aumenten y con ello, la “presión impositiva”, especialmente, sobre los ingresos fijos y los salarios.

Como ya ha sido analizado en extenso por los tributaristas, en Argentina los Impuestos al Consumo constituyen la principal y enorme mayor parte de los Ingresos de los Estados Nacional, provinciales y municipales. La suba de los impuestos conlleva el empobrecimiento relativo, y hasta absoluto, de la población de ingresos fijos y asalariada. Siempre es provocada, en última instancia, por las Deudas contraída en el tiempo por el Estado, en nombre del pueblo que dice “representar”. Ello conduce a que la acumulación de Deuda Pública, deba ser “solucionada” mediante la adquisición de nuevas Deudas aún mayores, esto es, las llamadas refinanciaciones o “canjes” de títulos públicos con los tiburones de las finanzas.

El peso extremo que ejerce sobre los asalariados muy especialmente y su calidad de vida, tales aumentos de impuestos, debe calificarse de “expropiadora” que contribuye, entre otras causas, a la miseria del pueblo. Impuestos abrumadores ayudan a aumentar las ganancias especulativas de los “acreedores financieros”, de las empresas privadas mediante “créditos subsidiados” y exenciones fiscales, todo lo cual aumenta la acumulación de ganancias.

No podemos olvidar, que nuestra estructura económica se encuentra desnacionalizada en su mayor parte, altamente concentrada en los Conglomerados Trasnacionales (CONTRAS), el clientelismo político, y una clase parasitaria rentística que se beneficia directamente de la suba de los impuestos. Cuando, a modo de ejemplo, se pagan con dinero del Estado provincial un subsidio por el Primer Empleo (“Primer Paso”) y otros varios “planes sociales” similares, se aligeran los costos de las grandes empresas, y se está, al mismo tiempo, aumentando la acumulación de ganancias del Capital privado que, en muchos casos, gira sus beneficios al exterior, sin reinvertirlo en esta geografía. Beneficiar, expropiando los ingresos de un pueblo, para estos sectores empresarios, hace que inviertan en tecnología de punta, en ciertos casos, que a su vez, aumenta la productividad industrial y con ello, se induzca a la quiebra a las llamadas Pymes o se las desplacen del mercado del capital, conllevando al empleo ilegal (mal llamado “informal”) de trabajadores por parte de aquéllas, a su descapitalización gradual y creciente, con falta de solvencia y capital de trabajo. Esto último, impide que los “financistas” las desconozcan a la hora de dar el suficiente crédito para que cumplan con su proceso productivo o comercial.

Queda entonces, en brevísima síntesis, demostrada la verdadera naturaleza y origen de los impuestos, además de que habría que considerar las “prebendas” de lo que algunos han dado en llamar ahora, una “oligarquía de políticos profesionales” que improductivamente, salvo honrosas excepciones, ocupan “cargos públicos” o cobran “jubilaciones de privilegio” muy por encima de la media.

 

 

 

 

 

  • DEL “AJUSTE” A LAS FINANZAS PROVINCIALES

 

Los políticos, desde sus despachos del gobierno, determinan el grado de movimiento de las Finanzas Provinciales en dos niveles o categorías:

1.- Los Ingresos Públicos provinciales y el monto de los Gastos del Estado, ambos en forma corriente. A ello se lo define como la Cuenta Corriente Financiera de la Provincia.

2.- El nivel de Inversiones Públicas y simultáneamente, sus diversas fuentes de financiamiento. A esto se lo denomina Cuenta de Capital.

La segunda viene determinada, en última instancia, por los Ahorros (resultados) de la Cuenta Corriente Financiera.

Nuestro foco está, en primer lugar, dirigido a analizar la Cuenta Corriente, dado que la Cuenta de Capital es impactada directamente por los movimientos y resultados de aquélla.

En nuestra Tesis que sostenemos aquí decimos:

a)   Los Gastos Corrientes provinciales tienen una “cota” inferior (un piso) que solo puede reducirse por el despido generalizado de empleados públicos improductivos, producto de un Estado prebendario y generoso con los amigos del poder público. Esta muy improbable decisión o “solución final” de los profesionales de la política [1] no puede ser tomada porque afectaría directamente su nivel de “imagen pública positiva”. Este último factor es el mayor limitante a cualquier accionar político público para esta categoría de los Gastos Corrientes del Estado.

b)   El resultado (Superávit o Déficit) de la Cuenta Corriente Financiera provincial, en este caso, que comprende los Ingresos Públicos provinciales propios más los Ingresos por coparticipación menos los Gastos Corrientes, resultan determinados por las fuentes existentes o no de Ingresos Públicos Corrientes.

c)   Que el nivel último de Gastos de Capital son una función de los resultados mencionados en b) más los Préstamos Netos y demás Transferencias del Gobierno Central (v.gr. Aportes del Tesoro Nacional – ATN-, entre otras transferencias posibles).

d)   Los Gastos Corrientes, es decir, los Gastos de Consumo más Transferencias del Estado provincial, son además funcionales de los Ingresos Públicos corrientes, esto es, los Ingresos por Coparticipación (que también son incumplidos)  más los Ingresos Tributarios propios.

 

A esta altura, sostenemos que cuantos mayores sean los Gastos Corrientes, mayores serán los “Ajustes” que se plasmarán mediante la Legislación Tributaria, en este caso, provincial.

 

Dichos ajustes, como es obvio, se harán variando ya sea las Bases Imponibles de los impuestos y/o las alícuotas impositivas. Todo ello tendiente a compensar el incremento de los Gastos Corrientes del Estado, entendidos como los Gastos por Consumo más la Transferencias propias.

En consecuencia, las variables “exógenas”, es decir, independientes de la voluntad política y potestades del Gobierno de turno, serán los Ingresos Públicos por Coparticipación del Gobierno Central y del Ingreso total propio. Es de esperar que los Gastos Corrientes y los Ingresos Públicos se incrementen cuando sube el Ingreso en su conjunto, y viceversa.

También es dable esperar alguna relación funcional entre los Ingresos por Coparticipación (IC) y el Ingreso Público total (IT).

Como hipótesis posibles, podemos sostener que:

A)   Cuando existe recesión económica aumenta la propensión marginal a gastar más allá del incremento de los Ingresos Públicos Propios (IPP). Simultáneamente, desminuye la relación entre el Ingreso Total (IT) e IPP. Cuando, por el contrario, existe crecimiento económico (no confundir con desarrollo económico) dicha propensión marginal al Gasto del IC se incrementa. Por el contrario, durante el lapso de “crecimiento” económico, la propensión marginal al gasto de los IPP disminuye. Además, las variables exógenas (independientes), esto es, los IC e IT, impactarán más en los años de crecimiento económico que en los años recesivos.

 

B)   Una vez determinados los niveles de los IC e IT, se puede recién establecer el nivel del Resultado de la Cuenta Corriente. Los Resultados referidos fluctúan según sea la combinación de los IC e IT.  Queremos decir, que durante las etapas recesivas la asociación o relación entre los IC e IT se reducirá y, per contra, aumentará en los periodos de crecimiento.

C)   La Provincia tendrá IC e IT, condicionando el Resultado (Superávit o Déficit) de la Cuenta Corriente Provincial y que el mismo Resultado aumentará porcentualmente más durante los periodos de “crecimiento económico”, que en los de recesión.

D)   Puesto que, los Resultados de la Cuenta Corriente son la principal fuente de financiamiento de la Cuenta de Capital, dichos Resultados (Ahorro o Déficit) impactarán siempre en el nivel de la Inversión Pública Provincial (IPP).

Sin embargo, el nivel último de los Gastos de Capital dependerá de otras Fuentes: Préstamos Privados y las Transferencias del Gobierno Nacional.

 

E)   Finalmente, dados determinados valores de las Transferencias del Gobierno Nacional y del IPP. el AJUSTE REALIZABLE será prioritariamente sobre los Gastos Corrientes. Pero dichos Gastos no ostentan elasticidad a la baja.  En consecuencia, como conclusión el rubro exclusivo que puede ajustarse es el de Gastos de Capital.  Ello significa basicamente: SE DEBEN POSPONER LAS OBRAS PÚBLICAS EN MARCHA O PROYECTADAS A INICIARSE o bien en las primeras, se reducirá el ritmo de construcción de las mismas.

 

F)   Otra observación final es que el nivel de las Transferencias Federales será discrecional, si está en manos del Gobierno CENTRAL (no federal, de facto).

Esa discrecionalidad en el nivel de las Transferencias Federales  por parte del Gobierno Nacional, será mayor durante los periodos de crecimiento económico que en los de recesión. Es decir, para mantener el mismo nivel de IPP (Inversión Pública Provincial) deberá darse una sustitución entre inversiones federales e inversiones provinciales. Por lo tanto, es imprevisible y no está garantizado que dicha sustitución de parte del Gobierno Nacional se concrete en los hechos.

 

  • LA IMPOSICION FISCAL COMO POLÍTICA DE ESTADO

 

Es imprescindible desarrollar conceptualmente y comprender los contenidos esenciales de la Política del Estado (nacional, provinciales, municipales).

A)   En tanto exista el Estado, sin considerar aquí su naturaleza misma, el mismo constituye el marco institucional con y en el cual los Ciudadanos deberían realizar su Libertad, o ser privados de ella. Merece, por lo tanto, que los individuos abnieguen de sus intereses privados más inmediatos en función de los intereses de la comunidad. Recordamos aquí, un pensador estadounidense que dijo: “Los impuestos son el precio que los ciudadanos pagan por vivir en libertad “. Por supuesto, lo tomamos como una mera expresión de deseos de muy difícil manifestación en los hechos. En especial, observando la conducta de los presuntos “representantes” profesionales de la política.

B)   En la primera parte del presente, hemos enunciado las categorías principales derivadas de la Política Fiscal Pública (PFP), sus relaciones internas, muchas veces antagónicas, lo cual nos obliga ahora a conocer las condiciones económicas que determinan la existencia misma, en este estado actual. Es decir, cuales son las fuerzas económico-sociales que determinan hoy, en última instancia, no solo su existencia, sino también su dinámica (movimientos) y establecen sus límites cuantitativos respecto de las categorías internas de dicha Política Fiscal Pública (PFP).

C)   Por debajo de la superficie, esto es, subyacente a dichas fuerzas económico-sociales, existe el sustrato de importantes intereses económicos privados. Ello nos motiva a proponernos reflexiones, críticamente, con el objeto de desacralizar concepciones netamente ideológicas.

D)  En la Economía del Capital, donde el Lucro es un Fin en si mismo, los Tributos son instrumentos cómplices del Poder Económico prevaleciente detrás del escenario. No solo eso, los Tributos son herramientas útiles a fin de alimentar objetivos del predominio social de intereses económicos determinados que subordinan y orientan el ejercicio de la Administración Pública y Política de los asuntos sociales.  

E)   En el orden tributario, se observa que las Normas sostienen la férrea defensa de principios de corte neo-liberal, sacrificando la explicación veraz de ciertos hechos, en nuestro caso, de los apremios y crisis financiera presupuestaria de la Provincia (como el Profesor Cr. Treber ha señalado “Las Finanzas Provinciales están en Jaque”). Es ineludible, entonces, reformular mediante una Reforma Tributaria Integral la presunta “inocuidad” o “asepsia” de ciertas categorías y conceptos tendientes al esclarecimiento del proceso tributario en su verdadera naturaleza.

F)   La Política Tributaria en general, y la provincial en particular, consiste en la selección de las distintas fuentes de ingresos por parte del Gobierno de turno. Dichas fuentes de ingresos solventan el  financiamiento del Gasto Público provincial, y con ello posibilitan a la Autoridad Administrativa la concreción o materialización de sus propósitos, nunca del todo explícitos, por intermedio de los recursos tributarios dirigidos favorecer a LA ESTRUCTURA PRODUCTIVA Y ECONOMICA, además de contribuir a una mayor Burocracia Estatal.

G)   Los intereses económicos privados prevalecientes (hegemónicos o dominantes en la estructura económica) son los usufructuarios de la Política Tributaria, para los cuales el Estado Provincial (y Nacional) es una mera agencia, y se hacen solo visibles cuando se analiza el modo de concebir el grado de participación de los Contribuyentes (Ciudadanía) en el Gasto Público.

H)  Esos intereses económicos privados son aún más perdurables que la duración misma de los sucesivos Gobiernos de turno. Pero, debemos dejar en claro, que tales intereses usufructuarios de ciertas fuerzas económico-sociales derivan de la Estructura Económica misma existente.  Ellos determinan siempre las tendencias que se perpetúan en la Política Tributaria Provincial (PTP),  más allá e independientemente de los sucesivos cambios en la Administración Política (que no se debe confundir con el Poder económico-político hegemónico).

I)     Aquellos intereses particulares constituyen los Límites condicionantes, las fronteras de las Estructuras Económica, Social e Institucional, en ese orden (sin dejar de considerar el efecto de “retroalimentación” -feed-back- de las superestructuras Institucionales y Políticas sobre el sistema económico en marcha). Por lo tanto, el “grado de libertad” de la Autoridad Administrativa del Estado (encarnados en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial) es exiguo, desde su origen, y por ende, aquélla está necesariamente subordinada y es subsidiaria.

J)    Los condicionamientos señalados a la Autoridad Política Administrativa, se generan a partir de “las relaciones de fuerzas” de Poder Social  adquiridas por aquellos estratos sociales que resultan integrantes de la Estructura Económica predominante o hegemónicamente dominante en un momento histórico dado. En síntesis, las Políticas de Imposición Fiscal es patrimonio de los intereses privados mediatizados por la acción de Gobierno. Significa que el Gobierno es el Sujeto de la Política Tributaria por Otros y para Otros. Es decir, determinadas fuerzas sociales hegemónicas resultan, en última instancia, los verdaderos sujetos activos de la política fiscal para Si.

K)   La ilusión colectiva manifiesta consiste en hacernos creer que el incentivo o promoción de las Ganancias de las empresas privadas son de interés general y que conducen al Bien Común (entre tantas otras ilusiones, recordamos el mendosa retórica sobre el presunto “derrame de riqueza” que estaría indisolublemente unido al “crecimiento económico”). Así, el interés privado es deliberadamente confundido con el interés general y el Bienestar común. “El Crecimiento tiende al Bienestar de toda la Sociedad”. De tal modo, la “estrategia de la ilusión” se impone de modo mediático, y la apelación al “interés general” escamotea y esconde detrás de si, como un disfraz torpe, intereses bien definidos y privados que imponen a la Sociedad en su conjunto su poder.

L)    La Imposición Fiscal como Política de Estado, resulta así, en consecuencia, de la puja de intereses en el propio seno del sistema económico-social, y en nuestro caso, es funcional al dominio de algunos estratos sociales que de tal modo, consolidan coactivamente su Poder social. Aquellos que ejercen la Administración Política del Estado, se sirven también para si, y en su propio beneficio (o de sus amigos, patrones o clientes) de la riqueza social, recurriendo a dictar leyes y normas tributarias mediante la coacción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Quién paga el grueso de los impuestos en la Provincia?

 

Se ha interpretado por algunos miembros del empresariado de la Provincia, distintas visiones sobre la cuestión fiscal en la Provincia de Córdoba. Traemos aquí, a modo de ejemplo, el “estudio” de un reconocido dirigente del sector Pyme de la ciudad de Córdoba [2]:

“El objetivo … es exponer lo sucedido en materia de política tributaria en los últimos años en la provincia y la consecuencia que tuvo en la estructura impositiva la rebaja del 30% aplicada a mediados de 1999.

En este sentido puede afirmarse que la estructura tributaria provincial, en su conjunto, experimentó importantes cambios cuantitativos y cualitativos desde el año 2000/2005 y entre estos años y 1995/98, cambios que evidencian las consecuencias de la generalizada política de reducción de impuestos que afectaron, principalmente, a aquellos tributos de origen provincial ocasionando una pérdida en la participación relativa de estos dentro de los ingresos totales de la Provincia.

“En primer lugar, se observa a partir del Cuadro Nº 1, la recaudación corriente anual desde el 2000 al 2005 y en la última columna la participación de cada recurso en el total de lo recaudado en los 6 años considerados. Una forma sencilla de saber cuál es el origen de los recursos y alternativamente evidenciar quién paga el grueso de los impuestos en la provincia de Córdoba.

Cuadro Nº 1: Estructura Impositiva Provincial 2000/05. En Millones de Pesos Corrientes y Participación Porcentual.

Fuente: Cuentas de Inversión 2000/05

Del cuadro resulta que más del 85 % de lo ingresado en total entre el 2000 y el 2005 se ha concentrado en tres tipos de recursos: los de origen nacional, que en este período han contribuido con casi 60 pesos de cada 100; Ingresos Brutos con 20; e Inmobiliario Urbano con 5,5 pesos.

Los restantes 14,5 pesos han derivado de ingresos muy distintos y heterogéneos como los No Tributarios (incluye tasas e ingresos varios, incluido impuesto al fuego), por Moratorias, de Capital (recupero de préstamos), por Sellos y por dos impuestos directos que igualmente gravan el patrimonio como el Inmobiliario Rural y el Automotor, en ese orden. Obsérvese, que estos últimos han representado solo el 3 % de la masa total recaudada en estos años.

  • Cambios en la Estructura Tributaria

Por otra parte puede apreciarse a partir del Cuadro Nº 2 las modificaciones que se produjeron en la estructura de los recursos entre 1995/98 y 2000/05, es decir antes y después de la rebaja impositiva.
Cuadro Nº 2: Participación Relativa de cada recurso en el Total General y Variación porcentual entre cada período.
(En porcentajes)
Fuente: Elaboración propia en base a Cuentas de Inversión y Cuadro Nº 1.

La última columna del Cuadro 2 indica que entre ambas épocas sólo crecieron en la participación del Total de Recursos los Ingresos nacionales y los De Capital (ingresos provenientes de la devolución de créditos para viviendas a cargo de la Dirección Provincial de la Vivienda y de préstamos a municipios), con el 7,7 % y el 118,2 % respectivamente, mientras que el resto de los impuestos perdieron peso relativo en el total general, y en particular, todos los tributos de origen provincial que fueron objeto de la rebaja del 30 %, reflejado en el cuadro con signo negativo.

El hecho de que el impuesto a los Ingresos Brutos haya disminuido su participación un 6,1 % revela que a pesar del significativo incremento que registró este impuesto entre el 2000 y el 2005, en consonancia con el aumento de la actividad económica y de la inflación, no ha logrado alcanzar los niveles de participación porcentual verificados antes de la rebaja del 30 %.

Es decir, una rebaja generalizada primero y la negativa al revalúo rural después han convertido al sistema tributario provincial más regresivo, dependiente de mayores recursos nacionales y de impuestos al consumo. En su momento esta reducción de impuestos combinada con el creciente gasto provincial, provocó fuertes déficits presupuestarios que lógicamente fueron cubiertos con un gravoso endeudamiento, inédito en la provincia de Córdoba.”

                   1) Nuestra crítica a esta posición bien sustentada en las cifras oficiales y cuadros de elaboración propia cuyas cifras coinciden con las nuestras y por ende, compartimos y además valoramos de parte del Contador Fernández, que tiene una larga experiencia empresaria pero que no es Economista Crítico (aunque contrapuesto a los economistas vulgares del Neoliberalismo), reside en que no demuestra nada congruente con respecto a  la  regresividad de los Impuestos Provinciales que inciden en el Consumo y en la población de Ingresos fijos y asalariados de la Provincia de Córdoba. Hipotéticamente su posición de Empresario de larga data, le haya impedido ver lo esencial del problema de la “regresividad” que él mismo sostiene. Es que como ya hemos dicho los intereses económicos que subyacen en cada posición intelectual no pueden ser evitados y se avanza en opiniones como “ciego sin bastón”.

2) Sustentamos lo precedentemente enunciado en que si “El hecho de que el Impuesto a los Ingresos Brutos haya disminuido su participación un 6,1 % revela que a pesar del significativo incremento que registró este impuesto … en consonancia (es decir, como consecuencia) con el aumento de la actividad económica (a costa de los asalariados y la población de ingresos fijos saqueada por la hiper-devaluación de la moneda, por la cual se vieron beneficiados el empresariado que Fernández representa), no ha logrado alcanzar los niveles de participación porcentual verificados antes de la rebaja del 30%”[3]. Toda una incongruencia manifiesta, dado que entonces, nos preguntamos con Fernández, ¿Quién paga el grueso de los Impuestos de Córdoba?. ¿Acaso la Nación y los Reintegros de Gastos de Capital (incremento del 118,2 %)? ¿Dónde queda demostrado el aumento de la “regresividad” de los Impuestos vigentes en la Provincia? Está claro que la opinión de Fernández no explica nada al respecto y en tal sentido.

 

3) A pesar de ello y sin embargo, estamos plenamente de acuerdo con él, y compartimos el último párrafo de su opinión en punto a las consecuencias de la REBAJA GENERALIZADA PRIMERO Y LA NEGATIVA AL “REVALUO RURAL” (que apoyamos siempre) y ratificamos todos los demás conceptos vertidos en dicho párrafo in fine.

 

 

       

      

     

  

  

        

 

  •  
  • DISCRIMINACION DE LA CAPACIDAD CONTRIBUTIVA

 

  1. A.            Los Ingresos Públicos obedecen a dos vertientes: a) los réditos de la propia gestión pública, tales como, beneficios generados de actividades económicas o bien rentas de bienes inmuebles directos; b) provenientes de la no esfera directa de los Entes Públicos, tales como tributos, donaciones, préstamos públicos tomados y eventualmente, la emisión “cuasi-monetaria” (v.gr. emisión de Bonos).
  2. B.            Los tributos por su naturaleza se encuentran impuestos por coacción, privando al contribuyente de su voluntad  de elegir entre abstenerse de tributar o bien adherir concientemente al tributo.
  3. C.            La coacción en si misma es un elemento relevante de los ingresos tributarios del Estado. Pero ella no basta como condición necesaria para explicar la elección de las fuentes de ingresos tributarios, esto es, de la capacidad contributivamanipulada por el Poder Político, como agente del Poder Económico detrás del escenario, el Poder en si mismo.
  4. D.            La función de la coacción y de la valoración de la capacidad contributiva del conjunto de la Sociedad está determinada por  los sectores sociales con Poder Político.
  5. E.            La elección de las fuentes con capacidad contributiva se dirime con la valoración política de las más diversas  fuentes de capacidad contributiva existentes en la Sociedad, de parte de los sectores con Poder Político.
  6. F.            De tal manera, el Gobierno (es decir, la Administración de los asuntos sociales) evalúa, con concordancia a los intereses de las fuerzas sociales y económicas a las cuales responde como una mera Agencia de Administración Pública.  Todo ello, según lo cual distingue entre los sectores sociales que contribuyen a sus Propósitos (implícitos la mayor de las veces) y aquellos sectores con capacidad contributiva ajenos a sus Propósitos, éstos últimos serán entonces, gravados EN MAYOR GRADO E INTENSIDAD.
  7. G.            En consecuencia, la elección de los sectores de mayor capacidad contributiva está determinada por los intereses privados y necesidades de los sectores con mayor Poder Político con injerencia en la Administración Estatal (Gobierno).

 

  • FUNCIONALIDAD DEL INTERÉS FISCAL

   

       El interés fiscal, teniendo en consideración las condiciones descritas en el parágrafo anterior, elige de entre aquellos sectores sociales con capacidad contributiva “interesante” para el Poder Político.

¿Cuáles son los ingresos tributarios de interés fiscal? Pues bien, los que no afectan las posiciones económicas de los sujetos a los cuales el Poder Político les otorga la “cualidad” de sustentadores de su existencia como tal. Por ejemplo, en nuestra economía “neoliberal” (año 2008) aquello “sujetos” son nada más, ni nada menos que: La Gran Empresa (que yo denomino “CONTRAS”, de Conglomerados Trasnacionales), la Gran Propiedad Agraria, los beneficiarios de Grandes Ingresos y “propietarios privados” de Grandes Fortunas, en dinero o en especies.

¿Cuáles son lo ingresos tributarios de bajo o nulo interés fiscal? Son los que no ponen en peligro el sustento del Poder Político y no afectan las posiciones económicas de los sujetos que sustentan la existencia de aquél como tal. Ellos son los trabajadores, las PYMES, el pequeño productor, los estratos sociales de bajos ingresos o medianos ingresos.

EN CONSECUENCIA, LA IMPOSICIÓN FISCAL NO ES UN INSTRUMENTO INGENUO E INOCUO EN UNA SOCIEDAD DESIGUAL, SINO QUE SE AMOLDA A LAS DISPARIDADES EXISTENTES DE HECHO (LAS DESIGUALDADES) DE LAS FUERZAS SOCIALES QUE COMPONEN LA ECONOMIA EN CONJUNTO,  CUAL BASE DE LA ESTRUCTURA SOCIAL.

 

Sirve por lo tanto, a la hegemonía política, social y económica de algunos sectores sociales que determinan así, coactivamente,  la vigencia de su propio poder sobre el resto de la Ciudadanía en general. Decía Lolini,  los detentadores del Poder Político, se sirven a su propio beneficio o de sus “amigos”, “patrones” o “clientes” del movimiento de la riqueza financiera, apelando para ello a una COACCION SUSTANCIAL.

 

Como afirmaba Stuart Mill en una sociedad desigual donde “no existió igualdad en el punto de partida”, las decisiones políticas llevan consigo mismas una “impronta” de DESIGUALDAD ORIGINARIA.

 

En esta sociedad de “desigualdad originaria”, los impuestos y tributos son reflejo fiel de las disparidades sociales que se originan en las diferencias de Poder económico y hegemonía política.

El concepto de SOLIDARIDAD solo es posible en un marco social histórico todavía a inventar; moralmente inobjetable donde lo MUTUO o COMUN  sustituyan el mundillo maloliente y repugnante  de intereses egoístas, privados y parciales.

 

HABRÁ  QUE  SUPERAR  LA ESTRUCTURA MISMA DEL PODER POLITICO VIGENTE, QUE ENCUBRE ESOS INTERESES PRIVILEGIADOS Y ACABA POR FIN, EN JUSTIFICARLOS.

 

LA REGLA DE ORO DEL SISTEMA TRIBUTARIO ES AHORA, EL RESPETO (SACRALITY) DE LA EMPRESA PRIVADA Y EN ÉL, A LOS SECTORES SOCIALES POLÍTICAMENTE PREEMINENTES, TODO ELLO CON EL OBJETO DE FAVORECER LA “ACUMULACIÓN DEL CAPITAL”.

 

Así, los tributos contribuyen a la finalidad de la mejor realización de los intereses económicos privados que el Poder Político sustentado por dichos intereses privados prevalecientes consideran prioritarios y vitales a su subsistencia y beneficios económicos. Los impuestos y tributos sirven entonces, para consolidar y conservar la hegemonía de  los grupos privados confluentes con el Poder público, sobre el resto de toda la Sociedad en su conjunto.

 

Ya fue observado claramente, por otros autores, que el estrato social más fuerte INTENTA ESCAPAR AL TRIBUTO.  Esto, es una obvia experiencia cotidiana, con la cual todos podemos consentir, sin mayores discrepancias.

 

  •  LA “ILUSIÓN FINANCIERA”  

 

¿Cuál es la íntima composición del Estado en si? Cuando entramos en su intimidad comprobamos de hecho un agregado de fuerzas sociales, con el objetivo de su defensa y crecimiento contra el resto de la Sociedad. Cualquier Estado, como el de esta Provincia, posee en común esa misma esencia irrevocable.

 

¿Cuál es entonces, la naturaleza de la Finanzas Públicas? Desde una concepción profunda es un proceso de la actividad política de los sectores hegemónicos en el Poder, destinado a SUSTRAER a la Sociedad los medios o dinero necesarios para el triunfo de sus intereses privilegiados, o sea, de una parte sobre el resto de toda la comunidad.

 

¿En que consiste entonces, la “ilusión financiera” a la que aludimos?. Los ciudadanos o habitantes son inducidos a pensar falsamente para ACEPTAR los distintos “procedimientos” de sustracción o “exacción”(a veces, saqueo)[4] pecuniaria que, finalmente, concluyen en PERJUDICARLOS y beneficiando a otros sectores sociales de “interés fiscal”, que ya explicáramos más arriba.

 

La “ilusión financiera” oculta, como una nube grave, los ojos de los hombres comunes para que éstos NO VEAN como parte de la Riqueza Social pasa a manos de los sectores dominantes aliados al Poder Político, sustrayendo así a la colectividad mediante impuestos que gravan más pesadamente sobre los sectores sociales dominados, SIN QUE ESTOS TOMEN CONCIENCIA y por supuesto, SE REBELEN.

 

El “error” o la “ignorancia” provocada deliberadamente por el Poder Político, no permiten ver al hombre común los verdaderos OBJETIVOS de la tributación, los de favorecer a los sectores sociales que respaldan a la Administración del Poder y que los tributos e impuestos solo afectan a todos los demás sectores sociales considerados carentes de “interés fiscal”, es decir, fuera de  la esfera misma del Poder Político del Estado.

 

ES NECESARIO, IMPRESCINDIBLE, ROMPER CON LA CONCEPCIÓN TECNOCRÁTICA DE LA NATURALEZA DE LOS TRIBUTOS E IMPUESTOS, HOY TAN EN EL TAPETE, PUESTO EN LA MIRA DE LOS “GRANDES POPES MEDIATICOS” DE LA “ECONOMIA PROFESIONAL”.

 

Se ha instrumentado sobre todo en Economía, además de en los derivadas esferas de la Política, el Derecho y hasta en el Arte, lo que denominamos en un reciente trabajo [5] como “La estrategia de la Ilusión”, a imagen y semejanza del más alto ideal Goebbeliano.

 

En este caso, la Ilusión Financiera en cuanto a la implantación, modificación y creación de tributos e Impuestos, como instrumentos del Gobierno de Córdoba, durante la anterior gestión del Abogado De la Sota y ahora, de su asociado, el Contador Schiaretti, está al servicio de la ILUSION FINANCIERA.

 

La Administración del Gobierno tuvo y tiene la destreza y sagacidad de ocultar sus propios crímenes, para evitar INFORMAR o tan siquiera, FALSAMENTE INFORMAR a la Comunidad de la REAL SITUACION DEL SECTOR PÚBLICO,

 

DELIBERADAMENTE CONFUNDIENDO SOBRE EL ESTADO DE LA DEUDA PÚBLICA, LA NO PUBLICACIÓN “AMIGABLE”, ES DECIR, ENTENDIBLE POR NO EXPERTOS, DE LAS SERIES ESTADÍSTICAS y así de seguido.

 

EL GRAN EJEMPLO: “EL RESCATE FINANCIERO DE LA ADMINISTRACIÓN BUSCH, AFECTARÁ EL ENCARECIMIENTO DE LOS “CREDITOS DESTINADOS AL CONSUMO” Y CONLLEVARÁ A “MAYORES APORTES DE IMPUESTOS POR PARTE DE LOS CONTRIBUYENTES DE MENOR PODER ADQUISITIVO”.. [6] 

 

En la teoría y política de las Finanzas Públicas, en este sistema del capital, la imposición a los “consumos” adquiere una relevante importancia. Los impuestos que gravan al consumo tienen como base ideológica (de ahí que tenga la adhesión incondicional del “neoliberalismo) la de no gravar más progresivamente la capacidad contributiva de RENTAS Y PATRIMONIOS, que se nuclear en los sectores de altos ingresos, con mayor capacidad de ahorro.  Son entonces razones políticas y no técnicas las que determinan la elección de la fuente contributiva.

 

Dado que la propensión (inclinación) al consumo aumenta con los menores ingresos, el gravamen sobre las “últimas ventas”, y además el propio Impuesto a los Ingresos Brutos, afecta más gravemente a los sectores más humildes que a los sectores de altos ingresos.

 

Un sistema “regresivo” como el nuestro, los impuestos al consumo predominan sobre todos los demás impuestos. Es una clara opción política de NO GRAVAR a los estratos sociales de MAYORES INGRESOS, que son los que más ahorran. Lo que sucede, en verdad, es que la mayor capacidad de ahorro de los sectores de altos ingresos, no necesariamente culmina en inversiones útiles al bienestar de la comunidad ni al crecimiento y menos aún al desarrollo social.

 

En nuestro país, y por supuesto en Córdoba, la recaudación tributaria está caracterizada por el predominio de los “impuestos al Consumo”, respecto a los impuestos a las ganancias o a la riqueza. Es decir, son los sectores sociales de bajos y medianos recursos, las fuentes principales de la recaudación o sustracción tributaria del Estado Provincial, en nuestro caso.

 

La Administración gubernamental elude deliberadamente aplicar el impuesto sobre las fuentes de recursos que representan los sectores de más altos ingresos, incluidos los Consorcios Trasnacionales (CONTRAS) que actúan en diversas áreas de la economía provincial.

 

La actual regresividad impositiva del sistema tributario, tanto nacional como provincial, resulta una evidente elección política, y deja evidente la falencia de el interés de gravar los ALTOS INGRESOS. Por ejemplo, se deja fuera del ámbito de los gravámenes o con una baja alícuota a los grandes patrimonios, a las rentas parasitarias, a las ganancias de la especulación, ya sean de las personas físicas como de los CONTRAS (a los que por el contrario, la población contribuye, a través de la política fiscal, a aumentar sus ganancias extraordinarias y la acumulación del capital).

 

Desde el año 1966, en Argentina en general, dan muestra de una suba generalizada en el impacto sobre los impuestos a la Ventas, internos, a los combustibles, a los aranceles de importación, ahora también a los “derechos” (impuestos) a la exportación, todo ello disminuyendo la incidencia del impuesto a las ganancias, a los bienes personales, a la transmición gratuita de bienes, a los consumos suntuarios, etc..

 

Como dijo Loria, con certeza, “…la clase económicamente dominante grava con tributos exclusivamente o con enorme prevalencia a la clase dominada”.

 

El efecto de “traslación” hacia adelante en la cadena de distribución de las mercancías, o “efecto cascada”, es en los impuestos al consumo, una irrealidad que solo cabe en las alambicadas “teorías económicas” de los economistas vulgares. Un contribuyente mediano y pequeño (Pymes) no tiene habitualmente la posibilidad de “trasladar”, esto es, incluir en sus costos, p. ej., el impuesto a los Ingresos Brutos, porque sus precios están determinados por el mercado. En tanto, los CONTRAS, habituales “formadores de precios”, por su dominio del mercado, pueden incluir en el cálculo de sus precios, dicho impuesto y por lo tanto, en ese caso, si se da el “efecto traslación” que termina pagando el consumidor, en su enorme mayor parte sectores de bajos y medianos ingresos.

 

También sostiene los “economistas vulgares” (ecónomos del sistema) que los “impuestos directos” no se trasladan (ganancias y al patrimonio). Demás esta decir, aunque es bueno dejar expresamente dicho, que por el contrario, los impuestos directos SI SE TRASLADAN por parte de los CONTRAS o empresas “formadoras de precios” (todo un eufemismo).

 

Al haber desaparecido el capitalismo de competencia (nunca fue perfecta), las prácticas de “imposición” no son solo facultad del Estado, sino que los poderes privados, a través de figuras de derecho privado, en manos de sujetos privados, a través del “proceso inflacionario” que impulsan por dominio de los mercados, “cobran” un impuesto inflacionario a todos los consumidores. Este impuesto inflacionario, viene a contribuir  a las “ganancias extraordinarias” de los Grandes Empresas y los CONTRAS, y recae sobre los salarios y los ingresos fijos de la población de clase media y trabajadora.

 

Ello constituye, una parte de la “Ilusión Financiera”, de la cual hablábamos más arriba. El precio es impuesto, con esta “estructura económica” actual, de acuerdo a la voluntad de los oligopolios (CONTRAS y Grandes Capitales) y no está, para nada, relacionada con el Costo de los Bienes que producen y distribuyen. No hay contrato público ni privado que impida esa prevalencia de los agentes predominantes y hegemónicos de los mercados, concentrados en Grandes Empresas y CONTRAS. Las prestaciones de carácter coactivo pecuniario con las cuales se grava los ingresos fijos y los salarios no emanan de ninguna Ley, sino del sistema del derecho privado. Son los denominados “precios administrados” que fijan aquellos sujetos de derecho.

 

Por lo tanto, dicha “Ilusión Financiera” convierte en CONTRIBUYENTE al Consumidor, pero no del Estado, sino de las Grandes Empresas “formadoras de precios” y en definitiva de los CONTRAS. [7]

 

Finalmente, aunque podríamos extendernos aún más en el análisis, las contribuciones impositivas y tributos adquieren la “falsa apariencia” de que una parte de los ingresos de los contribuyentes son empleados para las necesidades sociales. El contribuyente no logra comprender los objetivos de la imposición fiscal, deliberadamente escamoteados por la Administración del Gobierno, en este caso, Provincial. Es por ello, que los contribuyentes sufren de lo que denominamos “anestesia fiscal”, convirtiéndose en víctima del sistema del capital.

 

  • TENDENCIA DE LOS INGRESOS TRIBUTARIOS DE LA PROVINCIA DE CORDOBA 

 

Existe una notoria “dependencia” de los ingresos provenientes de la Nación. En el año 2007, en tanto los ingresos provinciales representaron un 32,97% de los Ingresos Tributarios totales, los ingresos tributarios provenientes de la Nación alcanzaron el 67,03% del total. Hasta el 30/06/2008, los ingresos tributarios provinciales llegan al 33,36% de los ingresos tributarios totales, por otro lado, los ingresos tributarios provenientes de la Nación ascienden al 66,64%. En tanto, al fin del 3er. Trimestre ppdo. el total de ingresos nacionales transferidos a la provincia, ascendieron al 62,81% de los Ingresos Corrientes. Por último, del total proyectado al cierre de Ingresos Corrientes, ascienden ahora, según se informa oficialmente, a $9.525,76 millones, de los cuales, los ingresos provenientes del Gobierno Central ascienden a un 63,08% de aquéllos, en la proyección estimada oficialmente al cierre de este año 2008.

Es decir, la Provincia de Córdoba solventa solo algo más de un tercio aproximadamente de su Presupuesto basado en Ingresos Tributarios propios genuinos, y cercano a las dos terceras partes de sus Ingresos Tributarios, dependen de los fondos de origen nacional (coparticipación y otros).

Ello genera, como es obvio, no solo una supeditación financiera de las autoridades públicas de la Provincia hacia la caja de la Nación, sino correlativamente, una subordinación política inevitable.

 

Como decíamos más arriba (ver pag. 4, puntos G) y H), los resultados de la Cuenta Corriente son la principal fuente de financiamiento de la Cuenta de Capital e impactarán siempre en la Inversión Pública Provincial. La cuenta de capital dependerá de las transferencias del Gobierno Nacional, descartando los Préstamos Privados en razón del enorme endeudamiento del Estado provincial.

 

En cuanto a las Transferencias del Estado Nacional serán, como ya dijimos, de carácter discrecional, esto quiere decir que para “mantener el mismo nivel de Inversión Pública Provincial deberá darse una sustitución entre inversiones nacionales e inversiones provinciales. Pero la discrecionalitad (motivada más por razones políticas que técnicas) hace que aquella sustitución no esté garantizada y sea imprevisible, y por ende, se CONCRETE EN LOS HECHOS.

 

En consecuencia, como las Transferencias nacionales no están aseguradas, tampoco lo está el Ingreso Público Provincial total. Si aquéllas se reducen o se interrumpen, como sucede en la actualidad, el único Ajuste Realizable  que parece posible, en este esquema financiero, sería sobre los Gastos Corrientes. Pero a ser estos últimos inelásticos a la Baja, todo se reduce a que el Ajuste sea entonces, sobre los Gastos de Capital. Ello es, POSPONER LAS OBRAS PÚBLICAS ESENCIALES EN MARCHA O AQUELLAS A INICIARSE O BIEN REDUCIR EL RITMO DE CONSTRUCCION DE LAS PRIMERAS.

 

Esta situación financiera de supeditación o subordinación a la voluntad discrecional del Gobierno de la Nación, solo puede ser superable con un aumento necesario y en grado suficiente de los INGRESOS TRIBUTARIOS GENUINOS DEL ESTADO PROVINCIAL. Además de los INGRESOS TRIBUTARIOS COPARTICIPABLES.

 

La solución reside entonces, en una REFORMA IMPOSITIVA INTEGRAL en el orden provincial y encontrar las medidas adecuadas para aumentar el flujo de ingresos por coparticipación de impuestos nacionales. Debemos admitir, en este caso, el caso extremo de que ante el incumplimiento de la Ley de Coparticipación vigente por parte del Gobierno Nacional, Ley que necesariamente debe ser reformulada por el Parlamento, se tomen por razones de necesidad y urgencia, los recaudos legales extraordinarios para que los ingresos nacionales generados en el territorio de la Provincia queden RETENIDOS en la exacta medida que establece la Ley de Coparticipación vigente. Teniendo en consideración la bancarización generalizada, existente en la recaudación de los impuestos nacionales, los cuales son depositados en sucursales de los bancos que están habilitados a funcionar en el territorio nacional. 

 

Más adelante, nos referiremos a algunas de las medidas tributarias que deben necesariamente ser instrumentadas como política tributaria del Estado Provincial para aumentar el Ingreso Tributario propio, disminuyendo así la dependencia de las Transferencias de fondos de la Nación, y las consecuencias políticas que de ello se derivan.

 

 

 

 

 

 

  • DEL CONTEXTO ECONÓMICO NACIONAL E INTERNACIONAL 

 

 

1.   LOS SUPUESTOS PRESUPUESTARIOS 2009 

 

I)                                          En el mensaje de elevación del Presupuesto del 2009, se hace referencia a  que el mismo se sustenta en un “crecimiento esperado del PBI del 4%” y una “inflación esperada del 8%”. En punto a los ingresos tributarios se proyecta la “profundización de las mejoras en la gestión tributaria”.

Vayamos por parte, el supuesto previo a la aprobación parlamentaria del Presupuesto 2009, consistente en un crecimiento del PBI del 4%, no resiste el menor contraste con la realidad actual y carece de toda rigurosidad técnica.

Si bien, de disminuir el ritmo de crecimiento económico del PBI, en los últimos años, presuntamente habiéndose registrado a “tasas chinas”, según declama la “propaganda oficial”, llegando ahora hasta un moderado 4% para el año 2009, aunque ello parezca resultar una meta más realista, debemos decir que no lo es.

En consonancia con las declaraciones reiteradas del matrimonio presidencial, el Ministro de Economía, Carlos Fernández, dijo en la Conferencia Anual de UIA recientemente, que en la Argentina no habrá recesión económica en el año 2009. Textualmente: “La Argentina no verá en 2009 interrumpido su proceso de crecimiento”, admitiendo, por lo menos, que: “será a tasas no tan altas, como las de los últimos años”.

Sin embargo, atento a la realidad económica, existe un freno insoslayable en la economía en general.

En octubre pasado la industria disminuyó, a nivel nacional, un 1,9% respecto del mes anterior (ver Indec).

La industria automotriz, que impacta fuertemente en la economía de la Provincia, en el mes de Octubre ppdo. cayó en su producción, en un 7,8% respecto de Setiembre. La industria de neumáticos se desplomó un 18,2% en la variación interanual, la industria del plástico, bajó en un 8,8% respecto al año anterior. Las industrias de productos químicos disminuyeron un 8,2%, la metalmecánica y agroquímicos crecieron menos un 0,8% y 0,6% respectivamente. En general, el último trimestre de este año arrojará el menor crecimiento industrial desde el año 2003.

Acorde a lo informado por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), existe actualmente, un remanente exportable de sobreoferta de  trigo que asciende a 1.782.337 toneladas. Sin embargo, los precios de los cereales han bajado en más de un 40%, sin atisbo de recuperación. El trigo en la actualidad fue afectado fenómenos climáticos adversos, sequía y heladas a mediados del mes de Noviembre ppdo..  De tal modo la producción triguera de este año, se recortó en un 40% y sería de 10,1 millones de toneladas. En tanto, la soja, ese “yuyito” (Cristina dixit), cayó al día 05/12 ppdo. a su mínimo anual, con una cotización MENOR a los US$300 en el mercado mundial. Esta cotización, debe compararse con el record del día 03/07 ppdo., cuando registró una cotización de US$609,22. Pero, lo más inquietante es que aquél mínimo actual, SE SITUA AL MISMO NIVEL APROXIMADO AL DE MEDIADOS DEL AÑO 2004. En este contexto mundial, se descuenta el descenso de la demanda de China, principal consumidor mundial de soja, en el marco del generalizado proceso de recesión, de crisis económica de sobreproducción con relación a la demanda global solvente.

HACEMOS ESTAS REFLEXIONES PORQUE LA CAÍDA DE LOS PRECIOS DE LOS COMMODITIES IMPACTARÁ FUERTEMENTE EN LA BAJA DEL SALDO DE LA BALANZA COMERCIAL ARGENTINA, HARÁ METÁSTASIS EN LA DISMINUCIÓN DE LA RECAUDACION FISCAL DEL AÑO 2008/2009, Y CON ELLO SE DISOLVERÁ EL “ESTANDARTE” Y SUSTENTO DE LA POLÍTICA OFICIAL: EL SUPERAVIT PRIMARIO DE LAS CUENTAS NACIONALES.

Afirmamos, sin ánimo de equivocarnos, que la crisis económica global es un típico ciclo de onda larga que se extenderá por varios años, no solo por sus alcances visibles, sino por el plazo previsible de “reorganización” de la estructura productiva de los países más industrializados del planeta, como del mercado mundial (proceso de circulación y realización de la producción global). Además, de la “recomposición” de las ganancias de las empresas, con enormes y creciente “bolsones de miseria y desocupación” a escala global y también en el plano de nuestra economía local.

Estimamos una cuenta corriente nacional negativa para el año 2009, en base a la dinámica acelerada de la desaceleración y crisis de la economía y el mercado mundial. La cuenta corriente será muy probablemente deficitaria por más de mil millones de US$, y en la cuenta de capital se producirá un déficit relevante de varios miles de millones de US$, provocado por los vencimientos de servicios de la deuda pública nacional y con la esfumación de los tan meneados “superávits gemelos”, nacidos del “saqueo” (confiscación) de los ingresos de los asalariados y trabajadores de la clase media a consecuencia de la “hiper-devaluación” del año 2002. Sus ingresos se vieron diluidos a la tercera parte en un solo acto de “magia cambiaria”, a partir de la acción depredadora del Estado, para licuar, además de los pasivos públicos y entre otras causas, los salarios de los trabajadores, en términos de dólares, y así aumentar la “competitividad” (es decir, rentabilidad), a costa de los vecinos en el mercado mundial, de los “empresarios” amigos del Gobierno y por ende, aumentar sus enormes masas de ganancias. Erosionados por la inflación “reptante”, los beneficios empresarios originados por la devaluación, y al no haberse incorporado masivamente tecnología de punta, ampliando el aparato productivo nacional e impulsado el desarrollo nacional, acompañado con el desmontaje de la estructura internacionalizada de la economía a los fines de garantizar el éxito de la estrategia de desarrollo, hoy nos volvemos a encontrar con la “falta de competitividad” (en verdad, carencia de mejora en los niveles de productividad industrial y en parte, la alta rentabilidad agropecuaria). De ahí, la devaluación para lo que resta del año 2008 y el año 2009, es un hecho irrenunciable y muy previsible.

Sin embargo, el Proyecto de Presupuesto 2009, sin fundamente alguno, se basa en un dólar promedio de 3,19 $/US$, valor que ya fuera superado en la actualidad, en este año 2008, cuando el Banco Central, administró un dólar con intervenciones en el mercado cambiario, cerrando para el día 3 de Diciembre último, en 3,42 $/US$ y en suba continua y permanente. Es indudable que el Banco Central prosigue una política de “devaluación gradual administrada”.

TAMPOCO ES ADMISIBLE UN TIPO DE CAMBIO FICTICIO COMO EL ACTUAL, ADEMÁS DE LA CARENCIA DE UNA PREVISIÓN DEVALUATORIA DEL TIPO DE CAMBIO PARA EL AÑO 2009, QUE IMPACTE EN LA CONFECCIÓN DEL PROYECTO DE PRESUPUESTO SUJETO A APROBACION DE LA LEGISLATURA.

 

Demuestra así, causalmente con otra razón adicional, que el Proyecto de Presupuesto 2009, carece de la mínima rigurosidad técnica para ser debidamente aprobado responsablemente por Ley. 

 

Cabría preguntarse sobre cuál debería ser el tipo de cambio del dólar norteamericano, con el objeto de adecuarnos a una estimación lo más aproximada posible a la realidad del mercado nacional de mercancías y el mercado mundial.

 

Uno de los modos de plantearse y resolver el interrogante acerca del nivel “real” hoy, del valor del dólar, podría sujetarse a considerar: la devaluación del “real” brasileño con relación a la devaluación del peso argentino, la evolución (en descenso vertiginoso) de los precios de los commodities que Argentina exporta y de los productos que integran la estructura de las exportaciones, y finalmente, la devaluación o revaluación del dólar, como moneda internacionalmente aceptada.

De tal modo, si analizamos hoy, que a Mayo del 2003, principio de la era “K”, el dólar cotizaba a 2,83 $/US$, y elegimos indexar dicho valor por el Indice de Precios al Consumidor (INDEC) hasta el periodo 2006, medianamente confiable, y a partir de allí, adoptamos prudentemente el criterio de presumir como inflación “real” las estimadas por las provincias, esto es, para los años 2007 y 2008, llegaremos a obtener como resultado, una vez descontada a la tasa de inflación de EEUU en todo el periodo considerado, QUE EL TIPO DE CAMBIO “REAL” A ESTA FECHA RONDARÍA MUY APROXIMADAMENTE EL VALOR DE 4,60$/US$.

Como es muy probable, de seguir similar evolución las variables expuestas, las cuales tienen significativa incidencia en la tasa de cambio del peso argentino, el año 2009 nos conmueva con una devaluación más acentuada, administrada gradualmente por el Banco Central o no, llegando a valores estimados en un piso cercano a los 6$/US$.

Probablemente, el valor del “peso” se mantenga “sobrevaluada” intencionadamente. Ello permitiría: 1) A los llamados eufemísticamente, “operadores del mercado” (sic!), es decir los Consorcios Financieros Trasnacionales, ingresando capitales en dólares “golondrinas” que invertidos en activos financiero en Argentina, dadas las altas tasas de interés vigentes, obtener pingües ganancias financieras   que sin pagar impuestos, son giradas al exterior. Dichas ganancias son de las mas altas existentes en todos los mercados financieros del mundo. Así la riqueza generada por la economía argentina fluye libremente a manos de la bancocracia mundial; 2) La “convertibilidad” actual encubierta no alimenta el proceso inflacionario ya existente a tasas elevadas; 3) Permite aumentar las ganancias extraordinarias de los Consorcios Trasnacionales de los países desarrollados, los cuales ven facilitados sus exportaciones a la Argentina al abaratar sus productos en términos de pesos. 

Por todo lo antedicho, la estimación oficial del tipo de cambio  considerado en la formulación de las proyecciones del Proyecto del Presupuesto 2009 que se pretende aprobar ahora, es errónea, contribuyendo con ello a la carencia de rigor técnico satisfactorio en su elaboración, que lo doten de un sustento creíble en las proyecciones presupuestarias.

 LA INCERTIDUMBRE, EN PUNTO AL NIVEL DE CRECIMIENTO ECONÓMICO DEL AÑO 2009, AL NIVEL INFLACIONARIO (que se estima muy alto), A LA EVOLUCION DEL TIPO DE CAMBIO, A LA EVOLUCIÓN O CRUCIAL DESAPARICION DE LOS SUPERAVITS PRIMARIO Y SECUNDARIO, A LA RETRACCIÓN DE LA PRODUCCIÓN PRIMARIA E INDUSTRIAL Y SOBRE TODO, EL COMPORTAMIENTO DE LA CRISIS ECONÓMICA MUNDIAL Y SUS EFECTOS NEGATIVOS  EN LA ECONOMÍA ARGENTINA, NOS HACE PRESUMIR QUE NO ES POSIBLE AHORA ESTIMAR LAS FLUCTUACIONES QUE PODRÍAN MODIFICAR LOS FONDOS COPARTICIPABLES Y LOS INGRESOS FISCALES, ASI COMO TAMBIÉN EL CRECIMIENTO DE LOS GASTOS PRESUPUESTARIOS.[8]

EL PROYECTO DE PRESUPUESTO 2009, EN LAS CONDICIONES ECONÓMICAS ACTUALES, CALCULADOS SOBRE LOS SUPUESTOS FALACES QUE SE NOS INFORMA,  NO RESPONDE A LOS PRINCIPIOS DE VERACIDAD (en cuanto a que exprese una razonable aproximación a la realidad), OBJETIVIDAD (que la información presupuestaria exprese, en el mayor grado posible, sin deformaciones la realidad tal como se presenta), CERTIDUMBRE (el presupuesto debió confeccionarse supeditado al mejor conocimiento de la información que se proyecta y se comunica), ACTUALIDAD (la información debe ser de efectiva vigencia), VERIFICABILIDAD (las cifras deben ser susceptibles de ser comprobables a través de demostraciones que acrediten y confirmen la información contenida en el presupuesto), PRECISION (se debió garantizar la máxima aproximación posible a la exactitud de la información presupuestaria) y CONFIABILIDAD (haber garantizado que el presupuesto haya sido preparado de acuerdo a supuestos, normas y criterios que le otorguen credibilidad). 

 

   

Por otra parte, según el Indec, en octubre ppdo.,  la utilización de  capacidad instalada en la industria se ubicó en el 77,10%. Pero hay que enfatizar que los rubros que registraron los menores niveles de capacidad instalada industrial fueron los de “metalmecánica” con un 59,4%; productos del caucho y plástico en un 63,7% e industria “automotriz”  en un 66,9%.

Estos datos resultan de singular importancia, tomando en consideración uno solo de los aspectos que pueden ser relevantes: la menor utilización industrial de la capacidad instalada hace que las empresas de tecnología intensiva, con alto grado de dominio del mercado, “formadoras de precios”, en su mayoría CONTRAS, al sufrir por aquélla causa el AUMENTO DE SUS COSTOS FIJOS, en razón de su capacidad instalada ociosa, trasladen esos mayores costos a los precios de sus productos.

Si la disminución de la utilización de capacidad instalada (en el año 2001, algunas industrias solo ocupaban un 20% de su capacidad), es previsible un aumento de precios sectoriales, teniendo en consideración el grado de in-elasticidad de la demanda de ciertos productos esenciales al consumo,  a fin de compensar los mayores costos fijos, y en forma concomitante compensar, por parte de la Empresas con dominio del mercado, la disminución de sus tasas de ganancias.

El día 05/12/2008, la soja (el “yuyito” – Cristina dixit) cotizó en el mercado mundial a 287,9US$ la tonelada, comparado al precio de julio pasado de US$609 por tonelada. En tanto, el trigo y el maíz muestran bajas promedio del 50% en los últimos meses de este año, llegando a US$168,20 (US$195 en junio ppdo.) y US$115,50 (US$216 en la temporada 2007/2008) la tonelada respectivamente. Consecuentemente, las tan discutidas “retenciones” (o impuestos a las ganancias extraordinarias) pierden su peso relativo y valor absoluto en la recaudación nacional. Ello generará un componente más del “cuello de botella” en los fondos disponibles de las Finanzas del Gobierno Central. Por efecto indirecto, impactará en los fondos disponibles destinados a la coparticipación federal, violando una vez más la Ley de Coparticipación, dada la insuficiencia de fondos en un año en el cual se proponen cancelar los servicios financieros de la deuda externa. La caída a que nos referimos se situaría en el orden de $114 millones de los ingresos del Gobierno Central.  

En el sector de Frigoríficos y Curtiembre unos 21.000 empleados verían en peligro sus puestos de trabajo (s/ SICGBA), dad la crisis del mercado mundial y restricciones de las exportaciones de carne (Moreno mediante) que incidió en la pérdida de algunos mercados. Mostrando la interdependencia de los procesos productivos a nivel mundial, la caída de la producción y ventas de la industria automotriz en EEUU, impactó en las ventas de la industria nacional de cueros.

Por otro lado, el precio de la leche en polvo se redujo a la mitad.

Los empleos formales en la industria de la construcción registraron pérdidas de puestos de trabajo, así como también la demanda de insumos, como en la industria de ladrillos y griferías, lo que se tradujo en despidos de personal.

Las empresas automotrices ante la caída de las ventas del sector, resultó en adelantamiento de vacaciones del personal con el fin de cerrar las líneas de producción (industria de importancia crucial en Córdoba), suspensiones, eliminación de horas extras, despidos o no renovación de contratos del personal.

El comercio, especialmente en los rubros de electrodomésticos, indumentaria y joyerías, las ventas se redujeron en forma estimada entre un 20% y un 30%  y existen suspensiones de personal. Hay que adicionar a ese marco el corte de la cadena de pagos, que produce en forma concomitante la reducción de liquidez y con ello dificultades y atrasos en el pago de salarios, aún a pesar de las “promociones” que ofertan las grandes cadenas de electrodomésticos.

Un rubro de suma importancia en la Provincia es el de Maquinaria Agrícola y Agroquímicos. Durante el año se calcula que la venta de maquinaria agrícola cayera un 30% respecto del año 2007. PARA EL AÑO 2009 se calcula que la tendencia descendente continúe, estimándose en un 20% inferior que las ventas registradas en este año, según las fuentes del sector. En tanto, los fertilizantes destinados a la cosecha 2008/2009, caería en un 33%, es decir, 1.200 miles de toneladas menos. Por ejemplo, el glifosato, insumo de gran importancia, se vendería aproximadamente un total de US$1.100 millones, esto es, US$650 millones menos que la campaña agrícola pasada.

A lo cual hay que adicionar, que existen fuertes dudas sobre la capacidad de repago de la deuda argentina durante el año 2009. Bancos “amigos” internacionales, todos importantes en el sistema financiero mundial, vaticinan una FUERTE DEVALUACIÓN (tesis que compartimos), frente a la notable devaluación de las monedas de la región frente al dólar, mientras el peso se mantiene sobrevaluado. La subestimada inflación que dejó de ser “reptante” para ser “realmente galopante”, el precio de los commodities que continúan en baja, erosiona la capacidad de competitividad de Argentina (y por tanto, de la Provincia).

Las RESERVAS (otro latiguillo de los discursos oficiales) son maquilladas. La intervención del B.C.R.A. para sostener la aparente estabilidad del dólar y controlar un tipo de cambio administrado, escamotea la pérdida de Reservas que se aplican en la intervención cambiaria.  A los presuntos US$47.000 millones de reservas hay que deducir: 1) la operación pendiente del pago al Club de París por US$7.000 millones; 2) la deuda con el Banco de Basilea estimada en US$3.000 millones; 3) los contratos de venta a “futuro” de dólares, en unos US$12.000 millones, que ocultan las pérdidas de reservas para detener la demanda actual de dólares; 4) la incertidumbre en cuanto al resultado de los reclamos de los llamado “fondos buitres”, que significarían una pérdida de reservas casi inevitable; 5) US$3.000 millones a destinar para la recompra de bonos de la deuda. Sin contar, la fuga de capitales cada vez más creciente, por los riesgos de mantener fondos líquidos en el país y la falta de inversiones rentables que compensen el alto riesgo dado la inseguridad jurídica imperante, reforzada por la confiscación de fondos de aportantes a las AFJP.

 

Mientras la señora Presidenta declama desde la tribuna: “A EEUU se le cayó la burbuja, pero a nosotros LA CRISIS NO NOS AFECTA, porque tenemos una economía fuerte y sana…”, debería saber que Dios perdona siempre, el hombre perdona a veces, pero la Realidad Económica no perdona nunca.

 

En resumen, caída de ventas, despidos, desocupación creciente, adelantamientos de vacaciones, suspensiones de personal, sobreliquidez financiera con ausencia de créditos a las PYMES y al consumo, devaluación administrada y creciente tendiente a acercarse a la meta de un dólar “real” a las condiciones de la falta de competitividad de la economía, aumento de los costos fijos por capacidad ociosa, baja  persistente y continuada de los precios internacionales de los commodities (cuyas causas subyacentes, que nos eximimos de explicar aquí)[9], esfumación muy probable de los superávits gemelos  (que ungían de triunfalismo los discursos oficiales), disminución de los fondos coparticipables a las provincias (dada la baja pronunciada en lo inmediato, y en especial en el año 2009, de la recaudación fiscal nacional), incremento de los niveles de inflación por “aprovechamiento” de las empresas oligopólicas del aumento de la liquidez y del consumo producto de la monetización de la economía vía Banco Central, a  fin de aumentar sus disminuidas tasas de ganancias operativas, impactadas por la ingente baja de la actividad industrial, políticas keynesianas autolimitadas en el horizonte temporal hasta que se de el “punto de viraje” con el consiguiente nuevo descenso de las inversiones y en consecuencia, de la producción global en el futuro mediato, y así de seguido.

 

EL CUADRO DE SITUACION ES PERTINENTE EN ESTE ANÁLISIS PREVIO, porque IMPACTARA INEVITABLEMENTE EN LAS FINANZAS DE LA PROVINCIA DE CORDOA. Habrá menos fondos fiscales para redistribuir entre las Provincias, LAS OBRAS PÚBLICA QUEDARÁN EN UNA MERA EXPRESIÓN DE DESEOS POR FALTA DE FONDOS E IMPOSIBILIDAD DE FINANCIARSE EN EL EXTERIOR POR ENCONTRARNO EN DEFAULT  ( anunciado mega-plan de obras públicas, ayuda financiera a empresas en dificultades, subsidios, etc.-medidas económico-políticas QUE NO COMPARTIMOS). Cinco años de récords de recaudación, hasta el mes de Noviembre último, en el cual los Ingresos Tributarios de la “Caja Central” recibe menos de la mitad del promedio registrado en todo el año. Las famosas “retenciones” a las exportaciones sufrieron una reducción del 0,1% comparado con igual periodo del año anterior. Los pellets de soja, aceite y granos, cayeron en sus exportaciones en el orden del 49%, 60% y 70% respectivamente. Los resultados de la recaudación en Noviembre ppdo. en IVA y Ganancias, impuestos fundamentales del sistema tributario nacional y coparticipables, recaudaron, en el primer caso, solo casi la mitad (15,7%) del promedio de incremento acumulado (30,7%) en los primeros once meses de este año en comparación a igual periodo del año 2007.  Del mismo modo, en cuanto a Ganancias, la suba interanual alcanzó al 12,7%, en comparación al 25% de los primeros once meses últimos respecto al mismo periodo del año 2007.

 

La presunta “deflación” de la cual suelen hablan algunos economistas profesionales al uso, ante una caída sustancial del consumo y un aumento de los costos fijos por incremento en la capacidad ociosa industrial, se da en mayor grado en países altamente industrializados, donde la estructura económica productiva es significativamente mucho más concentrada y centralizada, con alta utilización de tecnología de punta, a diferencia de los llamados países “emergentes” (sic!), donde aún prevalecen estructuras económicas “mixtas” con predominio de industrias “primitivas” de alta ocupación de mano de obra intensiva.

 

 

Una economía predominantemente exportadora de “commodities” y productos de bajo valor agregado, como la argentina, se encuentra inexorablemente sentenciada a estar sometida al mercado mundial hegemonizado por las corporaciones internacionales, y la industria primitiva nacional, por su lado, caracterizada por la actividad de la PyMes, queda supeditada también a las vinculaciones con aquellas corporaciones, imposibilitadas, en forma parcial o total, a regenerar autónomamente su circuito productivo por su falta de competitividad en el mercado mundial (producto del retraso relativo del progreso tecnológico) resultante de la imposibilidad concreta de acceder a técnicas, insumos, maquinarias y know how que no pueden ser producidos en el mercado local a costos razonables.

 

Las inversiones en tecnología avanzadas son incorporadas al mercado local con la penetración de las corporaciones internacionales, en su mayor proporción. Por ejemplo, actualmente, “sólo el 5,6% de las pequeñas y medianas industrias cuenta con maquinaria de punta, mientras que en el caso de las Grandes Empresas el indicador trepa al 38%. Esta brecha tecnológica explica una parte importante de las diferencias en materia de productividad y competitividad entre ambos segmentos empresarios”.

 

Como es estimable estadísticamente, el sector moderno crece de modo más acelerado, a tasas más altas, que el sector de actividades primitivas o mano de obra intensivas. Por otra parte el sector moderno de la economía local, hegemonizado por las corporaciones internacionales, reemplaza o sustituye, progresiva o abruptamente, a los sectores de mano de obra intensiva, liderados por la PyMes, como producto de la brecha tecnológica insalvable que existe entre ambos, En consecuencia, el crecimiento más rápido del sector internacionalizado y más concentrado del mercado,  y el desplazamiento del sector primitivo de la economía, crea nuevos empleos, y concomitantemente, destruye en mayor número, puestos de trabajo en ocupaciones tecnológicamente atrasadas, dando como resultante una tasa de desempleo neto creciente.[i]

 

Aún con el crecimiento de la demanda agregada originada en la expansión de las inversiones (efecto multiplicador keynesiano) se crean nuevos puestos de trabajo adicionales a una tasa menor de crecimiento que el incremento en la destrucción de empleo. De esta manera, la desocupación aumenta más aceleradamente que el empleo derivado de las inversiones originales, y subsecuentemente, se incrementa, a igual ritmo, la pobreza relativa y la miseria. Esto ocurre como resultante de las amplias disparidades y asimetrías tecnológicas existentes entre el sector moderno internacionalizado y el sector primitivo de la economía local.

 

En nuestra economía local se llevan a cabo las etapas de elaboración productiva que planifican aquellas corporaciones internacionales para sus subsidiarias introducidas en este mercado, según el planeamiento, decisión, financiamiento y difusión social que se encuentran situadas en los países industrializados. Ello trae aparejado la importación para la economía local de bienes de uso productivo, del usufructo gravoso de marcas, patentes y demás licencias pertenecientes a las sucursales de los consorcios transnacionales, contribuyendo a su vulnerabilidad externa, incidiendo negativamente en el saldo positivo de la balanza comercial externa de nuestra economía.

 

               El problema del crecimiento con empleo parece entonces, reducirse a lograr un flujo suficiente de inversiones, con ahorro “interno” o “externo” según la visión “progresista” o “neo-liberal” respectivamente, para financiar una tasa de expansión de la economía local que así, de manera natural, “absorba” la población económica activa desocupada.

Nada más falaz y simplificador es esta vía de estudiar el horror económico del desempleo y pobreza en medio de la abundancia de recursos en la economía local.

Como ya hemos sostenido la estructura económica no es tecnológicamente homogénea, sino, por el contrario, heterogénea, que se verifica empíricamente nucleada, por una parte, en corporaciones internacionales de alta densidad de tecnología aplicada, esto es, con aplicación de moderna tecnología de punta, y por la otra, en actividades económicas relativamente primitivas de baja densidad tecnológica aplicada o lo que es igual, caracterizada por ser mano de obra intensivas (PyMes).

 

La introducción externa de nuevas inversiones de alta densidad tecnológica, capital fijo intensivas, desencadenan así un proceso insustituible de concentración y centralización del capital en su conjunto (que denominamos “polarización económica”) en el país huésped. Así la polarización  de la economía local destruye empleos, genera desocupación, marginación social y por ello, la producción se direcciona, en forma planificada por las corporaciones económicas, hacia los sectores sociales de altos y medianos ingresos y hacia la exportación. El tan mentado motor de crecimiento del mercado interno local deja de ser así, esencialmente necesario para el funcionamiento del proceso de producción, distribución y circulación de los productos, y desaparece con ello para las actividades líderes el problema de la realización de las mercancías. De allí, que a las limitaciones propias de las políticas keynesianas, se agrega que, en este estadio de desarrollo de una estructura productiva altamente concentrada donde la mayor porción del consumo global se sitúa en los estratos más altos de ingresos de la población, la propensión marginal al consumo, base y sustento del efecto multiplicador de Keynes, se agote rápidamente.

 

De hecho, la polarización económica permite a las empresas transnacionales, por su alta productividad con relación al resto de la industria primitiva local y por su relevante control de precios de los mercados de venta y de compra, verificar en la realidad económica la llamada ley de desarrollo desigual de las distintas y más diversas ramas de las actividades económicas. Es decir, aquellas actividades económicas capital fijo intensivas, de mayor desarrollo tecnológico relativo al resto, se apropian de gran parte de la masa de  ganancias de las empresas primitivas de carácter local y muestran un crecimiento diferencial mayor a la media de la economía en su conjunto. La tesis de algunos teóricos marxistas en cuanto a que “la exportación de capital influye sobre el desarrollo del capitalismo en los países en los cuales aquél es invertido, acelerándolo extraordinariamente”[10], contrastada con la experiencia histórica que concluye en la perpetuación del atraso económico y la miseria actual en los países periféricos, resultó ser falaz.

 

Por el contrario, la necesidad de expansión de la economía del capital, ha existido desde sus orígenes, acicateada por la necesidad de contrarrestar la tendencia a la baja de la tasa de ganancia en las economías desarrolladas, producto del proceso del incremento en la composición técnica del capital (capital fijo intensiva), promovido por la competencia en las economías industrializadas, y además como resultado de incorporar nuevos mercados de consumo que compensaran, a su vez, el desarrollo desigual de la economía en su conjunto, con la consecuente reducción del mercado interno de las economías industrializadas y resolvieran, de tal modo, el problema ineludible de la realización del producto (“crisis de sobreproducción”) que se origina en el sistema.

 

Los altos salarios reales de las economías desarrolladas son costeados, en gran medida, por el atraso tecnológico y los bajos salarios reales de los países subdesarrollados, y ello es posible sustentarlo y perpetuarlo mediante la expansión e introducción de empresas o corporaciones de la economía desarrollada del capital en territorios vírgenes antes inexplotados por los mismos. De ello se deriva la ley del intercambio desigual  entre economías de diferente grado de desarrollo tecnológico y social, lo cual constituye una forma de apropiación y acumulación de capital más para las economías avanzadas, permitiéndoles resolver transitoriamente las crisis periódicas a que se ven sujetas irremediablemente por su naturaleza misma, mediante la explotación de las economías menos desarrolladas. 

 

La globalización, hoy tan en boga, representa, nada más ni nada menos, que la etapa final de la natural expansión universal del capitalismo, hasta los más recónditos rincones del planeta, como proceso esencial emergente de su propia necesidad histórica genética y de sus contradicciones y leyes inherentes, de las que solo hemos hecho referencia en forma parcial e insuficiente aquí, dado el reducido alcance del presente trabajo.

 

El mercado nacional es penetrado por las corporaciones internacionales, las cuales operativamente desarrollan sus actividades en diversos mercados nacionales en el espacio planetario en forma simultánea, con un peso relativo muy importante en la conformación de la estructura económica local. Este fenómeno propio de la globalización o expansión final del capitalismo tardío produce la des-identificación del concepto de “país” con el de “economía nacional”.

 

Por tal razón, el “país” no puede ser considerado, como lo hace la teoría neoclásica, como “unidad económica independiente” que mantiene “relaciones internacionales de intercambio económico”. La interpenetración de tales corporaciones internacionales en los mercados nacionales, distribuyendo espacialmente sus operaciones de producción y comercialización, al mismo tiempo, “integrándolos” en distintos mercados geográficos, diluye históricamente la categoría de “país independiente”, convirtiéndolo en una “célula” del mercado mundial, desplegando una nueva división internacional del trabajo.

 

        Esta falta de aprehensión de las nuevas relaciones económicas transnacionales y de la consiguiente reorganización de la producción, distribución y circulación de las mercancías a través de la “integración económica”, regional y/o mundial, la cual conlleva a la desintegración nacional, no ha sido tomada en consideración tampoco, por los llamados “progresistas” debido, en parte, a la osificación de sus ideas y teorías.

             

         En países como Argentina, solo cabe esperar entonces, que ante una “caída” pronunciada en la producción, se contraiga el consumo global, aumente la capacidad ociosa de las unidades productivas, se incrementen por esa causa los costos fijos unitarios, se detraiga la “tasa de ganancia” de las empresas hasta producir “resultados negativos” en algunas de ellas.

 

           Recordando a la prestigiosa Prof. Joan Robinson, discípula de Lord Keynes, nos decía que: “La tasa de ganancia depende, entonces, del valor del capital por hombre, el cual, a su vez, depende de las características técnicas del método de producción introducido. Con esta participación de los beneficios, el capitalista (la gran empresa) puede expandir ahora su producción todo lo que desee, arrebatando el mercado a los artesanos (la industria primitiva o si se prefiere, pymes), mediante el recurso de vender por debajo de los precios de éstos, y empleando a sus hijos como obreros…En esta situación, evidentemente, la tasa de explotación gobierna la tasa de ganancia y no a la inversa…Si la población aumenta con mayor velocidad que el empleo, o si la oferta de  artesanos arruinados (y de mano de obra) es lo suficientemente grande, no hay necesidad de aumentar los salarios”.

 

            Con antelación al actual “derrumbe” de la producción, ésta misma, había sufrido un “recalentamiento”, con aumentos continuos en la capacidad de producción de las empresas, como resultante de la “salida exportadora” (con alto tipo de cambio mediante) y de la mayor demanda global solvente de los sectores “integrados” al núcleo internacionalizado de la economía argentina, de los cuales se encuentran marginados y excluidos de facto, amplios estratos de la población de bajos y medios salarios y remuneraciones fijas, dada la amplia “brecha” en la distribución del ingreso, la cual es verificable a partir de las propias estadísticas oficiales.

 

Aquél “recalentamiento” del circuito productivo es, sin duda, propiciado por el aumento de la productividad del trabajo, esto es, por una mayor “tasa de explotación” (relación salarios-ganancias). [11]

 

El beneficio bruto por hombre empleado aumenta…Las máximas tasas de explotación se advierten en situaciones más o menos coloniales, donde la mayor parte de las ganancias se gira al exterior, por lo cual no se plantea el problema de la realización (crisis económica).” [12]

.

 

La importancia vital que adquiere para el sistema del capital la tasa de explotación como determinante del aumento de la tasa de ganancia lo patentiza el fenómeno actual de “Relocalización o traslado de empresas y consorcios empresarios” a países de Europa del Este, Asia y América Latina, con costes laborales más bajos (lo que garantiza mayor tasa de explotación del trabajo). “El traslado de puestos de trabajos a países del Europa del Este y Asia…es cada vez más frecuente en Alemania, donde la deslocalización  amenaza con elevar el desempleo y frenar la recuperación económica..En la industria tecnológica desaparecieron el pasado año 70.000 empleos, afirmó el presidente de IBM en Alemania.” Deutsche Welle, 27-3-2004.

 

              Ese incremento de la “capacidad global de producción”, es inducido por los crecientes precios internacionales de los algunas mercancías exportables (transables en el mercado mundial, devaluación mediante) y por el aumento de la demanda global solvente basado en las mayores ganancias empresarias y en los altos ingresos de estratos “integrados” de la población a la estructura productiva internacionalizada.

 

Aquel aumento de la “capacidad global de producción” entra en abierta contradicción con el desarrollo del mercado (es decir, con el proceso de circulación), y SE PRODUCE ENTONCES, COMO AHORA, LA CRISIS DE SUPERPRODUCCIÓN GENERAL.

De la cual se deriva como resultante, en la llamada Crisis Financiera Internacional.

 

Frente a esta cruda realidad de nuestros días, se nos habla ahora de “megaplanes de Obras Públicas”, sin aclarar el origen de su financiamiento, excepto de los fondos de jubilaciones y pensiones y de los presumibles INGRESOS que aporten las obscenas medidas Fiscales de “Blanqueo de Capitales” y “Moratoria Impositiva”, todo un hito a la “impunidad”, atacando frontalmente la “seguridad jurídica” y la confianza de los ciudadanos, burlando la garantía constitucional de “igualdad ante la Ley”, violaciones reiteradamente los derechos constitucionales, práctica política habitual bajo el Gobierno del “matrimonio presidencial”.

 

También, el Cdor. Schiaretti apela al anuncio de Obras Públicas, que incluye en el Proyecto de Presupuesto 2009, con una asignación de partidas superiores al presente ejercicio en el orden del 62,73%. Con ello, idénticamente con lo que se sostiene en los anuncios oficiales del Gobierno Nacional, se espera inducir al consumo y aplicar una política contracíclica.[13]

 

 

Ante el derrumbe generalizado de la economía que ya no puede ocultarse o enmascararse -discursos mediantes-, ello no representa otra cosa que correr presurosos a “desempolvar” las viejas recetas de Lord Keynes. Podríamos hacer aquí, una profunda e irrefutable demostración de las limitaciones de las políticas keynesianas que otrora fueran aplicadas, con cierto y limitado éxito, en los países más industrializados de la tierra, especialmente en la Gran Depresión, y que dieron sus frutos reactivantes ante las crisis de superproducción, con resultados autolimitados en el tiempo.

 “La insuficiencia de la doctrina de Keynes no radica en una incongruencia en la teoría, sino en su corto alcance. Keynes discute el problema de la desocupación de una economía desarrollada…y todo lo que necesita es un mercado lucrativo para su producto potencial. Trata de encontrar un remedio para las enfermedades que acechan a las naciones ricas. Su argumento arroja muy poca luz directa sobre los problemas de un país que sufre de falta de capacidad productiva…No tiene ningún objeto aplicar las recetas de Keynes en situaciones a las que no se ajustan.” [14]  

 

“Donde la falta de capacidad productiva es el problema, simplemente generar demanda conduce a la  inflación, y el gasto por sí mismo – construir pirámides en lugar de ferrocarriles – obviamente no es lo que requiere la situación.” [15] 

 

Por ello sostenemos, con respecto a las supuestas tasas de crecimiento del PBI,  que si la capacidad de compra (el consumo global registra una contracción general en nuestros días, claramente demostrable), y la distribución del ingreso y los precios relativos varían, ninguna certeza es posible en la medición de las variaciones del PBI. En tales circunstancias, no tiene sentido de hablar de un aumento o disminución del PBI,  en un sentido absoluto.  

 

No es lugar aquí, a fin de no extendernos más, de demostrar la falacia insalvable contenida en los supuestos en los cuales se fundamenta el cálculo del PBI real, estadísticamente hablando.

 

Esto quiere decir que: cuando se divulga habitualmente, por parte de los  medios de prensa “especializados” en Argentina, que el PBI creció en forma explosiva durante los últimos años (“a tasas chinas”, como suele afirmarse vulgarmente), y en forma asombrosa, ello es admitido pacíficamente, sin discusión alguna, por la enorme mayoría de los economistas profesionales al uso y los denominados “progresistas”, no se hace más que contribuir a publicitar un probable “disparate estadístico”.

 

 Una muestra histórica de ello, a modo de ejemplo, es que “en los    años neo-liberales de los ’90”, el PBI ha sido objeto de diversas manipulaciones oficiales, como hoy mismo, (que ampliaron falsificaciones anteriores), destinadas a inflarlo. Una de ellas consistió en agregarle un componente de actividades no registradas “estimadas” en un 28% del total; otras fueron, la subestimación de los insumos productivos importados, del contrabando, etc.. Además se siguió utilizando para los cálculos una estructura del PBI obsoleta, tanto que cuando fue oficialmente “actualizada” (en 1999), el gobierno informó sorpresivamente que se había visto obligado a rebanarle unos 30 mil millones de dólares al PBI de 1998 (más del 9%)”[16]

 

Por todo lo dicho, el resultado previsible para el año 2009 es una INFLACION SIGNIFICATIVAMENTE MAYOR AL 8% PROYECTADO, y UN CAMBIO RELEVANTE EN LOS PRECIOS RELATIVOS.

 

Por ello, nuestra posición respecto al supuesto de un aumento del crecimiento económico del orden del 4% en el PBI, en virtud de los hechos demostrados precedentemente, sostenemos ciertamente que si la medición misma del PBI no es confiable:

 

–NO PUEDE GARANTIZARSE que el PBI así medido, CON INDICES FALACES DE INFLACION, CON CAMBIOS EN LA DISTRIBUCION DE LOS INGRESOS Y CAMBIOS SIGNIFICATIVOS EN LOS PRECIOS RELATIVOS, a su vez, pueda otorgar “la menor certeza de transparentar la realidad” para su debida utilización como herramienta de análisis y PRESUPUESTACION.

 

EN CONCLUSION, RECHAZAMOS POR INFUNDADOS LOS “SUPUESTOS OFICIALES” EN LOS QUE SE BASAMENTA EL PROYECTO DE PRESUPUESTO GENERAL DEL AÑO 2009, CARENTES DE LA RIGUROSIDAD TÉCNICA NECESARIA Y SUFICIENTE POR NO ENCONTRARSE SUSTENTADOS EN EL ANÁLISIS CRÍTICO DEL CONTEXTO ECONÓMICO ACTUAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • SOBRE LOS INGRESOS TRIBUTARIOS

 

I.- IMPUESTO INMOBILIARIO: El peso relativo del impuesto Inmobiliario fue reduciéndose desde 1999 donde proveía el 32,87 % del total de los ingresos tributarios de la Provincia, hasta un 15,62% del total recaudado impositivamente en el año 2006. En tanto, el Impuesto a los Ingresos Brutos (impuesto al consumo popular) pasó del 54,42% el año 1999 del total de la recaudación de impuestos propios, hasta el 73,51% en el año 2006 del total recaudado.[17] Que significa en principio esta evolución? Que el impuesto “indirecto” que castiga a los consumidores, ha incrementado su “participación” en la recaudación de impuestos, en tanto, el impuesto inmobiliario que grava la materialización de la riqueza, ha disminuido en forma notable con relación al impuesto a los Ingresos Brutos, impuesto que recae sobre la población de menores recursos porque incide sobre los precios de los bienes de consumo de primera necesidad.

Aquí con cifras oficiales se comprueba, con total verosimilitud, cual es el sesgo de la política tributaria de la Provincia de Córdoba. Castigar a los pobres y eximir a los dueños de la riqueza.

 

En tanto, del total de impuestos recaudados en el año 2000, el Impuesto a los Ingresos Brutos, representaba un 47,49% y el Impuesto Inmobiliario un 23,96% del total. En el año 2006, el Impuesto a los Ingresos Brutos representó el 73,51% del total recaudado impositivamente, en tanto el Impuesto Inmobiliario el 15,62%. 

 

Es por lo tanto, indudable que el Impuesto Inmobiliario fue perdiendo importancia relativa, cada vez menor peso porcentual en el total de los Ingresos recaudados por impuestos provinciales, frente a un impuesto al “consumo”, es decir, regresivos que castiga los ingresos por salarios e ingresos fijos.

 

Aquí se comprueba, lo que decíamos en cuanto a la elección de la fuente impositiva por parte del Gobierno Provincial y como tal política deliberada está instrumentada a favorecer a los estratos de mayores ingresos y mayor capacidad contributiva, castigando al que menos tienen y pueden. Es lo que denominamos la “opción por los ricos” por parte del gobierno de De La Sota-Schiaretti, en verdad, representando a las fuerzas sociales de altos ingresos.

                 

En el año 2007, la tendencia a castigar más los salarios e ingresos fijos, y reducir la imposición a la manifestación de la riqueza, continúa agravándose, el Impuesto a los Ingresos Brutos representa el 76,65% del total de los Ingresos Tributarios de Córdoba, en tanto, el Impuesto Inmobiliario, continúa cayendo, representando tan solo el 12,70% del total recaudado. A modo de análisis histórico comparativo válido, en el cuadro siguiente, se demuestra la distribución de los Ingresos Tributarios de entre los Impuestos Provinciales y su correspondiente peso relativo, muy diferente al que hoy exhiben las cifras Presupuestarias del año 2007, así como se verá más adelante los recursos tributarios y su estructura, en el año 2008 y 2009, especialmente relacionado con la involución en la importancia ponderal del Impuesto Inmobiliario sobre el Total presupuestado de la Recaudación de Tributos Provinciales.

 

 

Evolución y estructura de los recursos tributarios provinciales 1988 – 1992

(en % del total)

 

 

Año TOTAL(% PBI) Ingresos Brutos Inmobiliario Automotor  Sellos  Otros
1988 2,17 54,8 23,0 9,2 9,7 2,8
1989 1,92 54,2 25,0 9,9 8,3 2,1
1990 2,31 49,4 26,0 10,8 7,8 4,8
1991 2,58 53,5 23,3 10,1 10,9 2,7
1992 3,24 57,1 19,4 8,3 10,2 4,9

FUENTE: Oscar Cetrángolo. “El Pacto Fiscal y las relaciones financieras entre la Nación y las Provincias”. (Basado en datos de la Secretaría de Hacienda)

 

Queda demostrado que el impuesto que afecta el gasto de “consumo” de las familias, esto es, el Impuesto a los Ingresos Brutos, predomina sobre el resto de todos los demás tributos provinciales, lo cual se explica más por razones políticas que técnicas. Su fundamento radica en la renuencia (renuncia) de los Gobiernos de la Provincia, de gravar (es decir, castigar) progresivamente la capacidad contributiva de los patrimonios, que se concentran en los sectores sociales “privilegiados” de altos ingresos. Adquiere aquí especial relevancia la imposición sobre los consumos de masa, y la decisión del gobierno provincial de castigar con mayor rigor a las clases humildes que a las pudientes. Se favorece así netamente a los sectores de altos ingresos, confirmando la presunción que habitualmente se sostiene. Se recurre a fuentes de ingresos localizadas en los sectores de bajos y medianos recursos, acentuando la presión sobre el “consumo”. Por otra parte, se elude deliberadamente aplicar impuestos sobre aquellas fuentes que se sitúan en los tramos de altos ingresos, aliviando al máximo la presión impositiva sobre los patrimonios.

 

Para mayor comprobación de lo que sostenemos, en el Presupuesto de este año 2008, los Ingresos Tributarios Provinciales previstos al cierre, ascienden a $2.688.937 (miles), en tanto, la recaudación prevista del Impuesto a los Ingresos Brutos representa un 78,77% de ese total, y por su parte, el Impuesto Inmobiliario, en caída libre, solo llega al 10,93% de los Ingresos Tributarios Totales. Es decir, continúa agravándose la clara tendencia de no gravar, su real magnitud económica, los patrimonios inmobiliarios y por el contrario, aumentar proporcionalmente más la presión tributaria sobre las fuentes de ingresos de los sectores más humildes y vulnerables, de bajos y medianos recursos, cuya proclividad al “consumo” es mucho más alta, en contraposición a los estratos sociales de altos ingresos, donde predomina el “ahorro” por sobre el “consumo”. El Gobierno muestra así que su declamada política a favor de los más humildes, no es tal. Por el contrario, es el “representante” de los sectores más ricos de la población, y a ellos favorece privilegiándolos impositivamente.

Para el año 2009, se acentúa la tendencia de altísima regresividad de nuestro régimen tributario provincial. Tan es así, que los Ingresos Tributarios Totales previstos ascienden para todo el 2009, a la suma de $3.886,74 millones, por su parte, el Impuesto a los Ingresos Brutos (impuesto al consumo) se sitúa en el importe a recaudar de $3.187,49 millones, esto es, un 82,01% de aquél total. Por otra parte, el Impuesto Inmobiliario Provincial solo alcanzaría la suma total de $368,30 millones (AUMENTA SOLO UN 4,76% con relación al 2008), es decir, prosiguiendo el continuo y franco descenso sobre el total de Ingresos Tributarios Provinciales, representando el piso histórico del orden del 9,48%. Respondiendo a una reducción del 21,59% entre el año 2009 y el cte. año 2008, consolidando una política deliberada de favorecer a las estratos más favorecidos y de altos ingresos, en su manifestación de riqueza. Como ya señaláramos, demostrando la “opción por los ricos” del Gdor. Schiaretti, en línea con la política tributaria de sus predecesores, anteriores aún al abogado De La Sota.

El Impuesto a los Ingresos Brutos es claramente un tributo negativo para la economía, aún más que el Impuesto al Valor Agregado nacional, porque en su caso, al gravar todas las transacciones por el total del monto involucrado, “premia” al producto con menor valor agregado, es decir, con menor elaboración. Asimismo, beneficia a las firmas integradas, dado que éstas reducen sus transacciones de compraventa intermedias, eludiendo la incidencia por etapas del impuesto provincial.

A fin de probar sólidamente, la política tributaria “ALTAMENTE REGRESIVA” de los distintos gobiernos provinciales precedentes y sobre todo, el actual del Cdor. Schiaretti, basta señalar que el Impuesto Inmobiliario SE REDUJO EN UN 59,38% CON RELACIÓN AL PROMEDIO REGISTRADO OFICIALMENTE EN EL PERIODO BASE AÑOS 1988-1992, TOMANDO SUS DISTINTOS PESOS RELATIVOS SOBRE EL TOTAL RECAUDADO EN ESOS AÑOS.

 

Frente a la crisis de las Finanzas Provinciales, sostenemos que:

A) La situación de la finanzas de Córdoba es tan crítica, que merece atención el continuo y sostenido incremento del Gasto y la disminución de la tasa de crecimiento de los ingresos fiscales, lo cual determinan y determinarán en el futuro déficits crónicos difícil de afrontar dado el cuadro de situación económico-financiero argentino y mundial.

B) SE DEBE ELIMINAR LA MEDIDA DEMAGÓGICA DE REDUCCIÓN DE IMPUESTOS DEL 30%.

C) REVALUAR AL VALOR DE MERCADO LOS INMUEBLES URBANOS Y RURALES.

D) APLICAR SOBRE DICHOS VALORES TASAS PROGRESIVAS SEGÚN ESCALA DE IMPORTANCIA Y CALIDAD DE INMUEBLES Y CATEGORÍA DE LOS MISMOS.

E) ESTABLECER ESCALAS DE ALICUOTAS DE IMPUESTOS PROGRESIVAS SEGÚN EL BUEN COMPORTAMIENTO FISCAL ENTRE AQUELLOS CONTRIBUYENTES QUE DEMUESTREN NORMAL, REGULAR Y MAL COMPORTAMIENTO FISCAL, A FIN DE ESTIMULAR EL CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES IMPOSITIVAS.

F) ABROGAR TODO TIPO DE EXCENCIONES, SUBSIDIOS Y REGIMENES DE PROMOCIÓN QUE SE ENCUENTRE VIGENTES, TENIENDO EN CUENTA QUE NO SE ENCUENTRA DEMOSTRADO, EN LA EXPERIENCIA Y EN EL MUNDO, QUE DICHOS “BENEFICIOS FISCALES” HAYAN CONTRIBUIDO AL CRECIMIENTO Y DESARROLLO REGIONAL. POR EL CONTRARIO, HA PERMITIDO LA EVASION Y LA ELUSIÓN DE IMPUESTOS INTRAREGIONAL.

ADEMÁS DE QUE DESDE EL PUNTO DE VISTA DE UNA PLENA JUSTICIAS SOCIAL ES INACEPTABLE QUE SEA EL PUEBLO TRABAJADOR EL QUE CONTRIBUYA AL AUMENTO DE LAS GANANCIAS DE LAS EMPRESAS, EN SU MAYORIA TRASNACIONALES, QUE GIRAN SUS BENEFICIOS AL EXTERIOR, NO COMPROBÁNDOSE NINGÚN “DERRAME DE RIQUEZA” SEGÚN SE UFANAN LOS QUE PREGONAN AQUELLOS REGIMENES DE PRIVILEGIOS FISCALES.

 

II.-TRIBUTOS PROVINCIALES E INGRESOS IMPOSITIVOS TOTALES

                         

Pasando a analizar, el total de los Ingresos por Tributos Provinciales, por todo concepto, con relación a los Ingresos Impositivos Totales, observamos lo siguiente:

  1. 1.      En el cte. año 2008, según las proyecciones oficiales ascenderían al cierre en concepto de Impuestos Provinciales, a la suma total de $2.907,31 millones, y la Participación de Impuestos Nacionales y otros Impuestos del mismo origen, serían del orden de $6.007,93 millones, por Ingresos Impositivos de la Provincia. Esto es, los ingresos fiscales de origen nacional REPRESENTARIAN, FINALMENTE, ESTE AÑO 2008, el 67,39% del total de Ingresos Impositivos, de todo origen.
  2. 2.      Para el año a presupuestar 2009, se proyecta que los Tributos Provinciales, por todo concepto, asciendan a $3.886,74 millones. En tanto, los Ingresos por Impuestos de origen nacional, ya por coparticipación y otros impuestos, alcanzarían la suma total de $6.788,80 millones. Ello representa que los Ingresos del Fisco Provincial por fondos de procedencia nacional, PARA EL AÑO 2009, ASCENDERÍA A UN 63,59% del total de Ingresos Impositivos Provinciales.
  3. 3.      Así las cosas, subsiste la “fuerte” dependencia de los Ingresos Provinciales de los fondos distribuidos por el Gobierno Central, como hemos dicho, en forma discrecional y violando las Ley vigente.
  4. 4.      Dependencia, que asumimos para el año 2009, superará fácilmente las cifras que se pretenden autorizar con la aprobación legislativa del Presupuesto General del próximo año. El desmedido y para nada justificado “optimismo” que muestra el texto del Mensaje de Elevación, en punto a la “mejora” (no se dice como) en la “gestión” de recaudación tributaria, y en las mayores alícuotas ya aprobadas por la Legislatura oportunamente, no encuentra basamento alguno en la realidad económica a estar por el “cuadro de situación” que hemos descrito, no en toda profundidad y amplitud que merece la Crisis Económica actual que azota los estamentos y estructuras de la economía nacional, como reflejo principalmente del mercado mundial y de las condiciones económicas nacionales.

 

  1. Como se observa en el cuadro adjunto más arriba, que ilustra desde el comienzo mismo de la vigencia de la vetusta Ley de Coparticipación 23.548, y luego distorsionada más aún, por los Pactos Fiscales posteriores, incorporados por la política neo-liberal de su época, NO SE CUMPLEN CON LO PRECEPTUADO POR LAS NORMAS VIGENTES. Existe un sesgo de incumplimiento, en el caso específico de la Pcia. de Córdoba y otras provincias, que DISMINUYE LAS SUMAS DE FONDOS COPARTICIPABLES EROGADOS A FAVOR DEL FISCO PROVINCIAL.

 

 

 

 

  • DE LA COPARTICIPACION FEDERAL

 

Nuestra comparaciones con otros regímenes tributarios de países altamente desarrollados del mundo, nos permite afirmar que en Argentina rige uno de los sistemas impositivos mas “regresivos”.

Países conservadores como EEUU, están regidos por un régimen fiscal tributario notoriamente más “progresivos”, tal como también los mayoría de los países de la Comunidad Europea.

 

Desde la vigencia de la vetusta Ley de Coparticipación 23.548, y los dos Pactos Fiscales posteriores, es decir, desde 1991, donde el neo-liberalismo asentó en estas tierras sus reales, se lleva a cabo un estrategia deliberada para provocar una reducción de la presión tributaria, bajo el falso supuesto de incrementar la Inversión productiva y con ello elevar la productividad de las empresas capitalistas.

 

Sin embargo, en los países altamente industrializados, se puede demostrar según nuestros estudios, que existe una relación directa entre el incremento de la productividad y la “presión fiscal”.

 

 

 

 

 

 

 

Productividad y Presión Fiscal

PAÍS CRECIMIENTO ANUAL DE LA PRODUCTIV. EN % CRECIMIENTO ANUAL DEL PBI EN % CRECIMIENTO IMPOSITIVO EN % DEL PBI. PROMED. ANUAL CRECIMIENTO IMPOSITIVO EN % RECAUDACIÓN PROMED. ANUAL
ITALIA 1,70 3,11 0,62 1,73
JAPÓN 1,65 4,13 0,73 2,56
FRANCIA 1,60 2,61 0,48 1,08
ALEMANIA 1,35 2,27 0,20 0,45
REINO UNIDO 0,95 2,24 0,21 0,51
CANADÁ 0,35 3,53 0,36 0,94
EE.UU. -0,15 2,56 0,15 0,48

Datos para el período 1973-1990.

FUENTE: OECD Economic No 52, OECD, December 1992, París.

La inversión industrial, la innovación y desarrollo tecnológico dentro de la estructura del sistema del capital, conllevan a la destrucción del empleo, a “bolsones de pobreza” por el desplazamiento de mano de obra del aparato productivo y eliminación de las “industrias primitivas” de mano de obra intensivas. Sin crecimiento adecuado de la inversión en salud y educación, y aumento de la calidad y nivel de vida de la población en general, que supone privilegiar el consumo interno.

Aquí advertimos per se, que el aumento del consumo interno, dada una estructura económica concentrada y centralizada como en Argentina, polarizada entre un sector extranjerizado de empresas y pequeñas o medianas unidades productivas de capital nacional ligadas al comercio exterior, paradójicamente, beneficia sobre todo, a la expansión de las primeras, lo que hemos dado en llamar Conglomerados Trasnacionales (CONTRAS). 

 

 

Salvo en los manuales de economía académica que se difunden en nuestra universidades, no ha sido posible comprobar en la realidad fáctica, que una política de subsidios, exenciones, promoción industrial, etc., de naturaleza fiscal, hayan revertido y estimulado mayores tasas de crecimiento económico del PBI, y tampoco de la productividad general en promedio.

 

Decimos que es una falacia la teoría neo-liberal, que solo aparece en artículos y manuales académicos, y que hoy exhiben y proclaman en su discursos el Gobierno Nacional y también el Provincial, para sustentar una política fiscal que impone menores impuestos directos a la manifestación de la riqueza, a las ganancias, a los réditos extraordinarios, a las rentas inmobiliarias, a la tenencia y dominio de inmuebles aptos para la explotación agropecuaria, a los alquileres de propiedades inmuebles urbanas, a las rentas financieras, y así de seguido. Por el contrario, se acentúa con los años, como hemos demostrado ya la presión fiscal sobre los “consumos”, a través de impuestos perniciosos para la economía, como los Impuestos a las Ultimas Ventas, a los Ingresos Brutos, sin dejar de tomar en consideración el sostenimiento de una alta tasa del Impuesto al Valor Agregado, de Impuestos Internos, y de Aportes a la seguridad social que disminuyen los salarios.

 

NADA DE ESTE ESQUEMA TRIBUTARIO ALTAMENTE “REGRESIVO” ASEGURA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y NO PUEDE SER DEMOSTRADO EN LA REALIDAD, POR QUIENES ASÍ LO PREGONAN, IMPULSAN Y LOS IMPONEN EN FUNCIONES DE GOBIERNO.

 

La baja incidencia de los impuestos directos, en la estructura tributaria argentina ha promovido la posesión de la riqueza, en cualquiera de sus manifestaciones, la fuga de capitales y el giro de ganancias al exterior, el consumo “suntuoso”, LA AMPLIA BRECHA DISTRIBUTIVA DE LOS INGRESOS A FAVOR DE LOS ESTRATOS MÁS RICOS DE LA POBLACIÓN y subsidiariamente, la no re-inversión reproductiva en los circuitos económicos. Nada garantiza que ocurra lo esperado por los economistas profesionales al uso, esto es, que los “ahorros” de las empresas se vuelquen al proceso productivo y devengan en un crecimiento material sostenido, fundamento del desarrollo económico-social.    

 

  • LA MASA COPARTICIPABLE Y LA REDISTRIBUCION SOCIAL DE LOS INGRESOS

 

Es imprescindible estructurar un genuino sistema federal impositivo, ello es así porque la Coparticipación Federal de Impuestos es la auténtica fuente de Ingresos de las Finanzas Provinciales.

Se debe reformular, con criterios objetivos y equitativos, la redistribución justa de la recaudación de impuestos nacionales, lo que hace a la naturaleza federal del sistema coparticipado.

Habrá que finiquitar con la fragmentación del sistema tributario argentino con el objeto de lograr un sistema auténticamente federal eficaz y eficiente de redistribución de la recaudación fiscal.

No pueden existir, ni imaginar “provincias inviables” porque sus Finanzas Públicas exhiban un déficit presupuestario proveniente de sus estructuras económicas “débiles”. Ante ello, el Estado Nacional está obligado a garantizar la cohesión y la unidad de las provincias que componen la Nacion, mediante una política fiscal que asegure el flujo de fondos necesarios para sustentar a las provincias.

Pero, debemos observar que, dado el Régimen “altamente regresivo”, al cual ya nos hemos referido, que rige en Argentina, son los estratos de menores ingresos y más vulnerables, los que sostienen a través de los Impuestos al Consumo y Aportes del trabajo, sustrayéndoles una porción muy importante de sus ingresos para, nada  menos, que financiar los déficits de las finanzas provinciales.

En consecuencia, no basta con una nueva Ley de Coparticipación, es imprescindible establecer UN NUEVO REGIMEN IMPOSITIVO NACIONAL Y PROVINCIALES, QUE MODIFIQUE EN FORMA “PROGRESIVA” LA ESTRUCTURA FISCAL ACTUALMENTE VIGENTE.

Es sumamente significativo la revisión que propiciamos de la estructura impositiva nacional y provincial, en sentido “progresivo”, dado que impacta fuertemente en la REDISTRIBUCION SOCIAL DE LOS INGRESOS.

 

  • LA COMPOSICION DEL GASTO PROVINCIAL

El sobre-dimensionamiento de los fondos destinados a Gastos de Personal, para morigerar los efectos sociales de la desocupación provocada por el propio sistema económico, además de la política de subsidios y exenciones impositivos destinados, en buena parte, a favorecer las ganancias de las empresas que resultan de “interés político”, y el capital electoral de los Gobiernos provinciales, es SOPORTADO POR LAS CAPAS MAS POBRES DE LA POBLACIÓN (sistema tributario regresivo mediante).

La futura discusión de una nueva Ley de Coparticipación no debe reducirse a la determinación de los coeficientes de reparto entre las Provincias. Un verdadero sistema democrático, debe re-fundarse sobre una base de igualdad y equidad, en el cual se imponga la solidaridad que sostenga el principio de que “los que más poseen contribuyan en mayor grado y en forma suficiente a favor de los que menos tienen”.

Sostenemos, para este caso, que la política no es el “arte de lo posible” (vieja falacia conservadora), sino que, por el contrario, es el arte de “hacer posible lo imposible”, dado el marco legal y político actual vigente, y más aún: “que lo imposible sea inevitable”.

Una nueva Ley de Coparticipación no puede “per se”, garantizar un desarrollo homogéneo de las Provincias.

 

  • DESCENTRALIZACION

 

La irresponsabilidad de nuestros Gobiernos, el actual y precedentes, tuvieron consecuencias más gravosas a la situación de quiebra de las Finanzas, que el propio régimen de Coparticipación. Han sido ineptos, y deliberadamente ineficientes para favorecer intereses espurios muy cercanos al poder, para aumentar la capacidad financiera de los recursos fiscales.

 

La descentralización financiera es necesaria, pero no es suficiente, porque puede conferir más poder a “elites locales” que a la población en general. Por ello, DEBE IR ACOMPAÑADA CON UNA DESCENTRALIZACIÓN DEL PODER A FAVOR DE LOS CIUDADANOS POR MEDIO DE UNA “DEMOCRACIA DE PROXIMIDAD”. Esto es, descentralizar el poder transfiriéndolo a la población de los Municipios, y para hacer viable este nuevo esquema social, el medio más eficaz es la auténtica “democracia participativa”.

 

La “democracia participativa o deliberativa”, debe asegurar: la participación ACTIVA Y REAL de todos los ciudadanos en la Gestión de Gobierno; que el Gobierno Provincial asegure los fondos y medios para poder satisfacer las demandas de la población local; establecer medios de control mediante Auditoria Ciudadana y sobre todo, asegurar la circulación de la información exhaustiva y adecuada (oportuna) a toda la ciudadanía, que es quien decidirá finalmente sobre el destino de los Gastos del Estado.

 

Sostenemos, que una nueva Ley de Coparticipación de Impuestos no basta, y que inevitablemente va de suyo que debe ir acompañada con la Reglamentación de las autonomías de los Municipios de la República que establece la Constitución Nacional (art. 123 C.N.), así como además una Ley de Descentralización del Poder Nacional, esto es, la toma de decisiones a favor de todas las jurisdicciones provinciales y municipales, conjuntamente con la creación de órganos de control populares y democrático auténticamente participativos.

 

Consideramos que los Municipios cumplen una función primordial en un Estado Republicano y que debe organizarse independientemente dentro del Estado en el cumplimiento de su finalidad de satisfacer las necesidades propias del ciudadano, aprovechando la actuación en redes y la cooperación, a fin de superar las debilidades congénitas de los Municipios. El Municipio es esencialmente, como lo definió algún autor, un órgano de la democracia local y un proveedor de servicios basado en las “relaciones de vecindad y convivencia”.

 

Sin esos requisitos, cualquier Ley de Coparticipación que se dicte será insuficiente, dado que a pesar que se adopten coeficientes de distribución de los Ingresos Tributarios, lo más ajustados posibles a la realidad económico-social de cada jurisdicción, no podrá evitar el sesgo financiero que beneficie a las “élites” locales.

 

Hemos calificado como vetusta la Ley 23.546 que fuera sancionada en el año 1988  con una vigencia de solo dos años, bajo el gobierno nacional del Dr. Alfonsin, sin que las 24 jurisdicciones acordaran armónicamente un régimen sustentable en el tiempo, que tuviera en consideración los intereses de todas las jurisdicciones.

 

Con la Reforma Constitucional de 1994, se aprobó un “cepo” al instituir el requisito de “unanimidad” para aprobar la modificación del régimen de coparticipación. Ello impidió que, a los dos años que estableció la CN, se promulgara una nueva Ley de Coparticipación.

 

Durante el Gobierno de Carlos Menem –Domingo Cavallo mediante- se suscribió el Pacto Fiscal del año 1992, que determinó que las provincias cedieran al sistema de seguridad social, el 15% de lo que les correspondiere en virtud de la Ley de Coparticipación Federal. Su objeto supuesto era, el aumento de las asignaciones previsionales dado la estrechez de la situación financiera del régimen previsional. Superada dicha situación, las Provincias, entre ellas Córdoba, NO RECLAMÓ NADA AL RESPECTO, seguramente por razones políticas inconfesables.

 

Si bien es muy discutible, según la doctrina tributaria, si las denominadas “retenciones” definitivas, que soporta el agro, pueden considerarse como “derechos de exportación” o bien, por su naturaleza, deben ser conceptuadas como “impuestos” y en tal caso, serían coparticipables, según la opinión de numerosos especialistas en materia fiscal, en el primer caso, aún así, NO SE CUMPLE EL ARTÍCULO SÉPTIMO DE LA PROPIA LEY 23.548 DE COPARTICIPACIÓN FEDERAL, COMO LO DEMUESTRA EL CUADRO SIGUIENTE. El cumplimiento de la norma exige un mínimo del 34% del total de recursos tributarios nacionales sean transferidos a las Provincias “tengan o no el carácter de distribuibles”.

            

 

 

 

 

 

 

 

 

                  Distribución de recursos de origen nacional a las provincias. 1991/95.

(Porcentaje sobre el total anual)

 

Provincias Ley 23.548 1991 1992 1993 1994 1995 Diferenc. 1991 / 5
Buenos Aires 22,0 21,7 23,8 24,2 24,8 25,1 3,1
Catamarca 2,8 2,8 2,6 2,6 2,5 2,5 (0,3)
Córdoba 8,9 8,7 8,3 8,0 8,0 7,6 (1,3)
Corrientes 3,7 3,7 3,6 3,5 3,6 3,6 (0,1)
Chaco 5,0 4,9 4,6 4,3 4,3 4,3 (0,7)
Chubut 1,6 1,6 1,8 2,0 1,9 1,9 0,3
Entre Ríos 4,9 4,8 4,6 4,6 4,6 4,6 (0,3)
Formosa 3,7 3,6 3,4 3,3 3,3 3,3 (0,4)
Jujuy 2,8 2,9 2,8 2,8 2,8 2,8 0,0
La Pampa 1,9 1,9 1,9 1,9 1,9 1,9 0,0
La Rioja 2,1 2,3 2,0 2,1 2,0 2,1 0,0
Mendoza 4,2 4,2 4,1 4,1 4,1 4,1 (0,1)
Misiones 3,3 3,2 3,3 3,3 3,3 3,3 0,0
Neuquén 1,7 1,7 1,9 2,0 2,0 1,9 0,2
Río Negro 2,5 2,5 2,6 2,6 2,5 2,5 0,0
Salta 3,8 4,0 3,7 3,7 3,7 3,7 (0,1)
San Juan 3,4 3,4 3,2 3,2 3,2 3,2 (0,2)
San Luis 2,3 2,3 2,3 2,3 2,3 2,3 0,0
Santa Cruz 1,6 1,6 1,7 1,8 1,8 1,7 0,1
Santa Fe 8,9 8,8 8,5 8,2 8,1 8,4 (0,5)
Sant. del Estero 4,1 4,1 3,9 3,9 3,8 3,8 (0,3)
Tierra del Fuego   0,6 0,8 1,1 1,1 1,1 0,5
Tucumán 4,8 4,9 4,6 4,6 4,5 4,5 (0,3)
TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 100,0 0,0

NOTA: No incluye los Aportes del Tesoro Nacional (ATN)

FUENTE: Centro de Estudios para el Cambio Estructural basado en datos de la Secretaría de Hacienda.

 

 

Es por demás obvio, que las “retenciones” al agro, este año disminuidas, notablemente por la caída de los precios en el mercado mundial y volúmenes de exportación del complejo granarlo, REDUCEN el impuesto a las Ganancias que SÍ es coparticipable, en consecuencia, en términos fiscales es doblemente perjudicial, succionando fondos a favor del Gobierno Central desde la Provincia con sus Finanzas en jaque. Algunos economistas de nuestro medios, han estimado que la Provincia cederá este año la suma aproximada de 2.300 millones destinados a la Anses, y paralelamente perdería una suma de $370 millones que dejaría de percibir por el Impuesto a las Ganancias al impactar las “retenciones” en la recaudación de aquél.

 

A ello se adiciona que, entre los años 2002 y 2007, según proyecciones oficiales la Provincia de Córdoba cedió la suma de $4.222 millones para la Anses y en cambio, solo recibió $1.924,70 millones destinados a solventar el déficit de la Caja de Jubilaciones Provincial. Ello significa, resignar la suma total de $2.297,30 millones a favor como coparticipación a la Anses.

 

Surge entonces la necesidad inevitable de que se interponga firmemente el reclamo del 15 % aportado, dado que han desaparecido las causas que motivaron tal sustracción de fondos a la Provincia. Aquí la firmeza del reclamo, debe agotar todas vías posibles, tanto políticas, administrativas y judiciales, sin descontar otras medidas que aseguren la devolución y el cese de tales aportes injustificados en las razones hoy inexistentes que originaron la cesión establecida por aquel Pacto Fiscal del año 1992.

 

Hoy la Anses es superavitaria, más aún con los fondos frescos recuperados de las AFJP, por lo tanto, HAN DESAPARECIDO LAS RAZONES de continuar con la cesión del 15% de los fondos coparticipables a favor el organismo nacional y ES RESPONSABLE EL GOBIERNO PROVINCIAL de no promover todas las medidas políticas, administrativas y judiciales para recuperar los fondos cedidos ilegalmente, por incumplimiento del artículo séptimo de la Ley 23.548 desde su origen y ahora, el de continuar cediendo fondos que no encuentran sustento en la realidad financiera actual de la Anses.

 

El actual esquema, se puede denominar  como  el “laberinto de la coparticipación” dado los complicados subsistemas de “distribución de recursos”, contempla lo siguiente:

  1. El 15% que la Provincia cede a la Seguridad Social de la masa bruta de impuestos coparticipables.
  2. El 10,21% del Impuesto al Valor Agregado neto de reintegros.
  3. $120 millones anuales del Impuesto a las Ganancias
  4. El 20% del mismo impuesto anterior.
  5. El 21% del Impuesto a los combustibles líquidos (100% del que grava al gasoil y GNC)
  6. El 100% del impuesto adicional a los cigarrillos.
  7. El 70% de lo recaudado por el monotributo.

Para ciertos analistas, la Provincia de Córdoba cederá hasta el cierre de este año alrededor de 2.340 millones al Gobierno Central.

 

De  cualquier modo, la situación financiera generada a partir de la crisis económica del mercado mundial, impactará a la Nación, con menores exportaciones de la cosecha del complejo granario de soja, maíz y trigo en aproximadamente US$13.000 millones, estimados para todo el año 2009, lo cual disminuirá los ingresos fiscales globales y presionará a la baja de los montos destinados a coparticipación federal de impuestos en favor de la Caja del centralismo kircherista. La disminución notoria de las exportaciones previstas para el 2009, tendrán como origen tanto el menor volumen de la demanda mundial de granos, como la inevitable baja sostenida de los precios de los commodities.

 

Hemos dicho, y reiteramos, que no alcanza con reformular la Ley de Coparticipación, si no se la complementa con estatuir, por los medios constitucionales pertinentes, LA DESCENTRALIZACION DEL PODER DEL GOBIERNO NACIONAL (contrariamente a la concentración actual del poder por medio de la inconstitucional Ley de “delegación de poderes” a manos de funcionarios NO ELECTOS, que actúan discrecionalmente en el uso de los fondos presupuestarios). Acompañada también, con la REGLAMENTACION de las autonomías municipales, que constituye una deuda con las disposiciones constitucionales desde el año 1994 (art. 123 C.N.).

 

LA PROVINCIA DEBE EXIGIR CON FIRMEZA, DEJANDO DE LADO LAS DECLAMACIONES DEMAGÓGICAS DESDE EL ATRIL DEL GOBERNADOR, PARA PONER FIN A LAS EXACCIONES ILEGALES A LAS CUALES ESTÁ SOMETIDA Y RECLAMAR ADEMÁS POR LOS FONDOS QUE SE LE ADEUDAN DESDE EL GOBIERNO CENTRAL.

 

  • DE LOS GASTOS TOTALES, CORRIENTES Y DE CAPITAL
           POR CLASIFICACION  Y OBJETO      DE LOS GASTOS CORRIENTES   
     
           
           
         
       
         
       
       
             
             
     
         
           
           
         
       
           
             
             
             
             
             

 

Fuente: Ejecución Presupuesto 2008, datos oficiales del Gobierno de Córdoba.

 

Si analizamos la relación existente al 30/06/2008 según las cifras oficiales informadas en la Ejecución Presupuestaria a esa fecha, determinamos que:

 

-EROGACIONES CORRIENTES               $ 4.013.388.673,00            92,22%

 

-EROGACIONES DE CAPITAL                 $    338.674.648,00              7,78%

 

TOTAL DE GASTOS                                $ 4.352.063.321,00          100,00%

 

De las propias cifras oficiales publicadas al 30/6/2008 obtenemos, en principio, dos conclusiones:

 

I)                  Del TOTAL DE GASTOS CORRIENTES más del noventa por ciento son destinados a EROGACIONES CORRIENTES y solo menos del ocho por ciento se destinan a EROGACIONES DE CAPITAL.

ELLO tiene una gran importancia, porque demuestra a todas luces el gran embuste que ha sido objeto los ciudadanos a través de difusión mediática llevada a cabo por el Gobierno del Cr. Schiaretti, (y antes por su antecesor, el abogado De La Sota), del supuesto impulso que la Provincia, con fondos de todos los contribuyentes, destina a la INVERSION EN OBRAS PÚBLICAS.

 

Las cifras son elocuentes por si mismas, las EROGACIONES DE CAPITAL no llegan al 8% del Total de los Gastos Corrientes en este año al 30 de Junio ppdo..

 

Se nos dice desde el Gobierno de Mestre, el abogado De La Sota y el ahora Cdor. Schiaretti, que hubo fuertes inversiones en obras públicas e infraestructura, y a consecuencia de ello, creció la Deuda Pública Provincial.

 

De las propias cifras oficiales, es decir, de las Cuentas de Inversión publicadas por el propio Gobierno, surge con claridad meridiana, que un mínimo porcentaje, algunos analistas sitúan en alrededor de solo un 6% de esa Deuda fue destinado a Inversiones, y aproximadamente un 94 % fue destinado a Gastos Corrientes.

 

Si nos atenemos a las cifras que consignamos más arriba por el ejercicio corriente del año 2008, las EROGACIONES CORRIENTES representan el 92,22 % del total de los Gastos Corrientes, y de ese porcentaje el 55% estuvo destinado a GASTOS DE PERSONAL.  Solo un 7,78% fue destinado a Erogaciones de Capital.

 

TANTO DEL ANALISIS DE LAS CIFRAS HISTÓRICAS COMO DE LAS ACTUALES EMERGE el gran “FRAUDE” para la ciudadanía de Córdoba montada por la propaganda oficial de los sucesivos gobiernos desde Sr. Mestre, pasando por el abogado De la Sota y el actual el Cdor. Schiaretti.

 

Lo que resulta inocultable que en los últimos años los Gastos en Personal han sido el rubro beneficiario del AUMENTO DESCOMUNAL DE LA DEUDA PÚBLICA DE LA PROVINCIA DE CORDOBA. Independientemente ello, de su monto exacto, de difícil cálculo dado la total falta de transparencia e información pública claramente detallada de las cifras oficiales, incumpliendo habitualmente, como es de costumbre, con las Leyes que así lo exigen y las obligaciones constitucionales. Esa ingente Deuda Pública de esta Provincia, determina hoy la situación de las cuentas públicas provinciales por el importante Costo de los Servicios Financieros en concepto de pago de Amortizaciones de CAPITAL E INTERESES.

 

Así se explica, lo que demuestra el Cdor. Fernández del crecimiento del porcentaje en un 118% de los Ingresos provenientes de la Nación, simultáneamente con la pérdida de peso relativo de otros rubros de ingresos provinciales genuinos. Pero los Ingresos de la Nación vienen a incrementar no solo la dependencia política en desmedro de la autonomía política provincial sino que además incrementa AUN MÁS LA DEUDA PÚBLICA provincial. Deuda financiera, NO DESTINADA A OBRAS PÚBLICAS E INFRAESTRUCTURA, sino a sufragar gastos corrientes, cuya mayor proporción se originan en personal..

 

El Cdor. Schiaretti es el principal responsable del estado crítico terminal de las Finanzas de la Provincia, por lo cual deberá asumir las consecuencias, no solo políticas sino jurídicas, no pudiendo eximirse en sus responsabilidades en razón de  haber cumplido roles del alto cargo político de Ministro, primero, y de Vice-Gobernador luego, en el gobierno precedente del abogado De La Sota, y por ende, no ser ajeno al escandaloso endeudamiento, que afecta gravosamente por generaciones a toda la ciudadanía de Córdoba, especialmente a la clase media de ingresos fijos y trabajadora asalariada,  las cuales deben “contribuir” compulsivamente con los altos impuestos al “consumo” a paliar, solo en parte, el estado de FALENCIA del Cuadro de Situación de las  Finanzas Provinciales.

 

II) Como hemos visto, el Gasto Corriente está mayoritariamente destinado al pago de salarios públicos. Estos últimos se imputan generalmente a la propia partida de personal, así como a otras partidas presupuestarias, por medio de ciertos artificios contables. Es decir, ciertos empleados o sectores enteros  que prestan servicios  en igualdad de condiciones que el personal de planta, son retribuidos mediante contratos de locación de obra o mediante la presentación de “facturas” de “monotributistas” por “compras de bienes”.  Por lo tanto, el gasto se imputa a la cuenta de Bienes y Servicios no personales. Por ejemplo, podría llegar a detectarse que se imputan a “servicios sociales”, las retribuciones del personal que estaba ocupando puestos administrativos en diferentes lugares del Estado.

 

Esta forma deliberadamente engañosa de “escamotear”, de esconder bajo la “alfombra”, parte del gasto en personal, tratándose de rubros muy heterogéneos que comprenden desde el gasto de funcionamiento y gastos de servicios hasta los referentes a funciones específicas que cumplen las distintas áreas de la Administración Pública, como insumos para el área de Servicios Sociales, material didáctico para la educación. El área más sensible y de mayor significación para “escamotear” gastos de personal es la de “Servicios Sociales”.

 

Otras áreas con altísima incidencia del gasto salarial – o haberes pasivos- es el de “transferencias”. Estos recursos gastados son destinados a tres áreas salario-intensivas: los Municipios, la Educación Privada y el Sistema de Previsión Social. (Ver Cuadro del Resultado Financiero General, pag. 7, al 30/06/2008, en el Presupuesto Ejecutado a esa fecha informado por el propio Gobierno de Córdoba). Dichas “transferencias para erogaciones corrientes” ascienden al 30/06/2008 al 30% (treinta por ciento) del total de Erogaciones Corrientes del primer semestre del año en curso, lo cual demuestra su significación e importancia ponderal en el Presupuesto Corriente.

 

Es decir, a modo de conclusión, el gasto en personal , aunque es elevado proporcionalmente ascendiendo a un 55% del total de los Gastos Corrientes, no representa en realidad todo el GASTO EN PERSONAL que se encuentra enmascarado, es decir, “escamoteado” por otras partidas del Presupuesto que hemos enunciado precedentemente, “disimulados” como contratos de locación de obra u otras formas de relación torsionadas, e imputadas en partidas como “Servicios no Personales” y Transferencias para Erogaciones Corrientes. Corresponde al Estado demostrar lo contrario, en su caso.

 

Ahora bien, del total recaudado de tributos propios de la Provincia, como demuestra el cuadro publicado en Internet, por el propio Gobierno de Córdoba deja en claro que los impuestos recaudados en la Provincia han disminuido en forma muy notoria su peso relativo (Ingresos Propios Genuinos) con respecto a la remisiones de fondos de la Nación, y especialmente de recupero de préstamos (coincidiendo con el análisis del Cr. Eduardo Fernández).

 

A) En el cte. Año, los Gastos Totales se previeron originalmente en la Ley de Presupuesto 2008, en la suma de $8.293,34 millones, compuesto por Gastos Corrientes en un total de $7.291,24 millones con más $1.002,11 millones por Gastos de Capital.

De dicho total, según la “ingeniería contable” aplicada se deducen presuntas “Economías de Gestión” por la suma de $210 millones, una “práctica” a la cual nos tiene habituados los últimos gobiernos provinciales.

Dichas “Economías de Gestión” tienen como objetivo ocultar deliberadamente un “déficit presupuestario” del igual monto precitado.

Ahora bien, los Gastos Totales Proyectados al cierre del año 2008, alcanzan a la suma de $9.738,99 millones, según se informa oficialmente. Ello quiere decir, que se demuestra la falacia de las supuestas “Economías de Gestión” presupuestadas originariamente para todo el año 2008. En lugar de reducirse el Gasto Total, el mismo se ha incrementado en la nada despreciable suma de $1.445,65 millones. Esto es, las falsas “Economías de Gestión” por $210 millones previstas originariamente en el Presupuesto 2008 quedan subsumidas por el aumento notorio de los Gastos Totales que se elevan en un porcentaje estimado del 17,43%.

Resulta así, la palmaria prueba del incumplimiento de las previsiones y metas presupuestarias originariamente aprobadas para todo el año 2008.

 

B) Pero a lo anteriormente dicho, se suma la retórica oficial que sostiene la existencia de “bajos niveles de presión tributaria” y el “superávit”, dando como ejemplo lo acaecido en el cte. Año, los cuales “permitirán elaborar políticas de mediano y largo plazo en materia de Inversión Pública y provisión eficiente de servicios”.

Este discurso se contrapone con la realidad de los hechos, cuando observamos que los Gastos de Capital solo alcanzan al 8,49% de los Gastos Totales. Es una clara demostración de la pérdida de peso relativo frente a años anteriores, dado que el porcentaje de Gastos de Capital frente al Total de Gastos, en el año 2005 fue del 10,68%, en el año 2006 alcanzó el 11,34% y en el año 2007 ascendió al 11,70%, según cifras oficiales.

Así las cosas, los Gastos de Capital estimados al cierre del año 2008, son un 27,44% menor en su peso relativo sobre los Gastos Totales que en el año 2007 precedente. Ello no es un detalle menor que contradice a la “retórica oficial” precitada, significa en lo fáctico, una verdadera REDUCCION REAL de los Gastos de Capital, lo cual incide muy negativamente en la economía provincial.

Asimismo, advertimos que sobre el Total de Gastos de Capital presupuestados originariamente de $1.002,10 millones (y de $1.169,31 al 30/09/2008), solo se proyectan al cierre y para todo el año en curso, Gastos de Capital por la suma de $827,24 millones, es decir, con relación al monto total presupuestado, el Total de Gastos de Capital SE REDUCE, en términos absolutos, proyectados al cierre del cte. año en la suma de $174,86 millones (y de $342,07 millones respecto del tercer trimestre 2008), es decir, en un 17,45% menor al presupuestado para todo el cte. año (y un 29,25% inferior al total informado al 30/09/2008).

Además, el total proyectado al cierre de Gastos de Capital por $827,24 millones, evidencia que en el último trimestre del cte. año sólo se ejecutarán un porcentaje del 11,07% respecto del total ejecutado en lo primeros tres trimestres de este año, en los cuales se acumularon el 88,93% del total de los Gastos de Capital proyectados al cierre de este ejercicio.

Por último, aquel total de Gastos de Capital proyectados al cierre del ejercicio 2008 (de $827,24 millones) es, en términos absolutos, menor al importe total por el mismo concepto registrado en todo el año 2007, esto es, la suma de $28,66 millones menos respecto del ejercicio del año anterior, durante el cual alcanzó al importe de $855,90 millones destinados a Gastos de Capital al cierre del año 2007.

 

C) Continuando con el análisis de las cifras más relevantes, los Gastos Totales del año 2007, ascendieron a $7.314,70 millones, es decir, un 31,7% superiores a los ejecutados en el año 2006.

En este año 2008, los Gastos Totales presupuestados al cierre del tercer trimestre, ascendían a la suma de $8.576,49 millones y los proyectados al cierre ascienden al importe de $9.738,99, esto es, que es un 33,14% superior a los Gastos Totales registrados al cierre del ejercicio 2007.

Es obvio, que en consecuencia, los Gastos Totales presupuestarios de la Provincia han crecido un 75,35%, en solo los dos últimos años hasta el cierre del cte. ejercicio. Tal incremento nominal, para nada desdeñable y muy relevante, representa un notorio aumento REAL de los Gastos Totales  (deflactado por los índices de precios oficiales del INDEC y aún, con los que pueden ser estimados extraoficialmente).

Dicho aumento REAL de los Gastos Totales, incumplen con las metas presupuestarias de las Leyes de Presupuesto anuales aprobadas oportunamente, violando también las previsiones inflacionarias informadas oficialmente y la tasa de crecimiento de la economía en cada año. Ello demuestra acabadamente, que no son creíbles los supuestos técnicos que se informan y que sustentan cada año las cifras previstas,  a la hora de aprobar la Ley de Presupuesto. Esto último, es aplicable plenamente a las previsiones de un crecimiento económico del orden del 4%, y una inflación “proyectada” del 8% anual. Ninguno de los dos supuestos “teóricos” resisten un contraste con la realidad actual del año 2008 y su proyección futura hacia el año 2009. CARECEN DICHOS SUPUESTOS DE TODA RIGUROSIDAD TÉCNICA.

 

¿Por qué entonces, podrán ser ahora, objetivas, verosímiles, comprobables y con entidad técnica suficiente, las metas presupuestarias que en esta instancia legislativa se informan para todo el año 2009?

Los antecedentes que mencionamos de los dos años inmediatos precedentes, evidencian a todas luces, la presunción de toda verosimilitud, objetividad, previsibilidad y credibilidad en las cifras de esta Ley de Presupuesto General para el ejercicio 2009, y carecen de la mínima rigurosidad técnica para ser aprobado, dados los antecedentes precitados.  

 

D) Siguiendo con el análisis de los Gastos, es dable observar que los Gastos Corrientes proyectados al cierre del cte. año, ascienden a la suma de $8.911,75 millones, cuando originariamente fueron aprobados por Ley de Presupuesto correspondiente al año 2008, por un total de $7.291,24, lo que resulta en un aumento muy notorio de los Gastos Corrientes en la suma de $1.620,51 millones, diferencia nada despreciable que supera en un 22,23% a lo presupuestado para todo el cte. año. Esto es, una prueba eficaz más de que se incumplen con las metas y cifras del Presupuesto, demostrándose palmariamente la falta de rigurosidad técnica con la cual se calculan las partidas presupuestarias cada año, que carecen también de objetividad, verosimilitud y ostentan la suficiente falta de credibilidad a la hora de legislar sobre, nada menos, la columna vertebral de las políticas de Gobierno que constituye la Ley de Presupuesto General.

En tanto,  los Gastos Corrientes con relación a los Gastos Totales, en lo proyectado al cierre de este año, representan un 91,51% del total de Gastos y con relación a las cifras originariamente presupuestadas por Ley vigente, resultan un 107,46% de los Gastos Totales. Esto suscribe nuestra aserción de que las metas presupuestarias no revisten rigurosidad técnica alguna.

Asimismo, en el año 2006 los Gastos Corrientes con relación a los Gastos Totales resultaron ser un 88,64% de éstos últimos, y en el año 2007 fueron de un 88,30%. La tendencia es obvia y solventa la conclusión de un crecimiento muy relevante durante este año 2008, con un fuerte “desplazamiento” de los Gastos Totales a favor de los Gastos Corrientes del ejercicio, los cuales no encuentran una justificación de una administración pública eficiente en la ejecución presupuestaria, aprobada por Ley Provincial.[18]

Que para el año 2008 los Gastos Corrientes se estimen al cierre del este ejercicio ($8.911,75), es decir, en un 91,51%  de los Gastos Totales ($9.738,99) como se informa ahora, demuestra también que el aumento del peso relativo de los Gastos Corrientes, debe considerarse como un deslizamiento inaceptable de continuar la tendencia creciente en el peso relativo de los mismos frente a los Gastos Totales informados oficialmente.[19]

En tanto, los Gastos de Personal (comprendidos dentro del total de los Gastos Corrientes) con relación a los Gastos Totales, sufrieron la siguiente evolución: en el año 2006 representaron el 45,29% del Total de Gastos ejecutados, en el año 2007 explicaron el 45,83% del Gasto Total y en el presente año 2008, se proyecta que serían del orden del 49,80% de los Gastos Totales proyectados al cierre (y un incremento del 58,48% de los mismos conceptos presupuestados originariamente, según la Ley pertinente del año 2008, aprobada oportunamente).

En punto a los cifras de Gastos de Personal, por el año 2007 con relación al año 2006, fueron un 33,27% superiores, y en las proyectadas al cierre del 2008 con relación al año 2007 serían mayores en un 44,67%. Esto es, que en los dos últimos años, 2007 y 2008, el aumento de los Gastos de Personal sufre un AUMENTO, de cumplirse lo proyectado al cierre del cte. ejercicio, del 92,80% acumulado. Sin considerar las irrisorias estimaciones estadísticas de los Índices de Precios publicados por el INDEC del Sr. Moreno, que ascienden a un incremento del Índice combinado de precios (Consumidor y Mayoristas), en el año 2007, a solo un inexplicable 11,50% y peor estimación aún en el año 2008, a Setiembre ascendía a un aumento inflacionario del 7,4%, rondando un porcentaje (falto de toda credibilidad) de estimativamente un 8% anual (cuando estimaciones privadas ajustadas a la realidad de los mercados, señalan que no serían menor, a un aumento del orden del 25/30% en este año 2008). Esto es, el acumulado en los dos años precitados hasta el cierre de este ejercicio, según el Indec morenista, la inflación de precios combinada ascendería para los años 2007 y 2008, al porcentaje acumulado total del 20,42%. Toda una ridícula y fraudulenta estimación estadística, que queda al desnudo frente al aumento real verificable de los precios sufridos por la población, la producción y el empleo en el mercado real de bienes, en estos dos últimos años, con precios que superan muy ampliamente el porcentaje del 20,42% precitado. Dicha estimación oficial fraudulenta, deliberadamente engañosa, no resiste las más diversas estimaciones extraoficiales y la constatación de precios reales de mercados de todos los sectores de la economía argentina.

 

Así las cosas, podemos afirmar, sin riesgo de equivocarnos, que el notorio aumento nominal de la partida destinada netamente a Gastos de Personal, en el orden de un 92,80%, deflactada por una estimación realista extraoficial medianamente creíble y objetiva, daría como resultado  aproximadamente un AUMENTO REAL del orden del 48% DE LOS GASTOS DE PERSONAL EROGADOS POR EL ESTADO PROVINCIAL, EN ESTOS DOS ULTIMOS AÑOS, incluido el presente ejercicio.

 

Ello vendría a ser explicado por un aumento del número de cargos de Personal de planta permanente y “transitoria” o “temporal”, en estos mismos periodos, incluido el cte. año y además, por la recomposición de las remuneraciones al personal de planta permanente y “transitoria”.

 

E) En punto al aumento de la cantidad de cargos de la Planta de Personal permanente, podemos señalar como rasgos salientes:

       I.      La planta de personal permanente había sido fijada por Ley de Presupuesto de este año 2008 en 80.548 cargos  con más 315.210 horas cátedras –las cuales previendo, a razón de 20 horas estimadas por persona- representan 15.760 cargos a adicionarse. Por lo tanto, el total de empleados de planta permanente y funcionarios, debió ascender a 96.309 cargos, con más el personal correspondientes a los distintos Entes Estatales, Agencias y Empresas por 5.255 cargos de planta permanente, sin considerar los empleados del Banco de la Provincia de Córdoba S.A., entidad oficial que no se incluye en el Proyecto de Presupuesto 2008, sin explicación ni justificación razonable alguna. Es decir, que el total dependiente del Estado Provincial en planta permanente, debió ascender según lo establecido por Ley del Presupuesto 2008 a 101.564 cargos, muy aproximadamente. Ello implica un aumento del total de personal estatal del 15,40%, respecto del año 2007.

    II.      Con el mismo criterio anterior, se pudo calcular, en su momento, que el total de personal de planta permanente de la Administración Pública Provincial en el año precedente, ascendía a la cantidad de 88.009 cargos efectivos, según los considerandos de la Ley de Presupuesto del año 2007.

 III.      Ahora bien, en el Proyecto elevado a esta Legislatura de Presupuesto General para todo el año 2009, con respecto de la planta de Personal, se la fija, en principio, en un total de 85.313 cargos con más 343.654 horas cátedras (que siguiendo el criterio estimado a razón de 20 hs/hombre por cargo) representarían un total de 17.183 cargos a adicionarse. Hecho esto, el total de Personal de Planta permanente de empleados y funcionarios, dependientes del erario público, asciende ahora, según se prevé oficialmente, al total de 102.496 personas. A lo cual debe agregarse, la planta de personal de Entes Estatales, Empresas y Agencias, que suman un total de cargos de planta permanente de 5.780 cargos adicionales. Todo cual resulta en un total de personal permanente del Estado Provincial de 108.276 cargos. Más aún, a ello debe adicionarse, si no ha sufrido variaciones desde el mes de Julio ppdo.-fecha última de información disponible oficialmente- el total de “personal” “transitorio” o “temporario”, que ascendió a ese mes 13.415 “cargos adicionales”.

  IV.      De tal modo, se concluye que el Total de Empleados Públicos solventados por el erario provincial, alcanza a nada menos que a 121.691  cargos efectivos y “transitorios”, muy aproximadamente, previstos como mínimo para el año 2009, que se pretende ahora autorizar por esta nueva Ley de Presupuesto. Ello implica, consentir que el Total de Empleados Públicos sea, de modo sorprendente, superior en un 19,82%, a lo informado para el año 2008 sobre el total de empleados públicos remunerados por el erario provincial, que solventa con sus ingresos toda la población de la Provincia, afectando sobre todo a los más habitantes de los estratos sociales más vulnerables y desprotegidos de menores ingresos, dado que la propensión al “consumo” de dichos sectores sociales, es mucho mayor a los estratos “acomodados” y de altos ingresos.

     V.      Expansión en los Gastos de Personal estatal que parece no tener en consideración la crisis de las Finanzas Provinciales, y que requiere del auxilio continuo y permanente de las transferencias de fondos públicos nacionales del Gobierno Central.

Resulta entonces, inexplicable e injustificable, ya que no se fundamenta adecuadamente y en detalle las razones que mueven al gobierno provincial a la incorporación y sostenimiento de tal cantidad de personal de planta, efectivo y “temporario”.

VI.  Ello nos lleva a destacar que, contrariamente a la declamada “provisión eficiente de servicios” a la cual refiere y alardea la retórica oficial del Mensaje de Elevación, a estar por los hechos verificables ello es una falacia, en tanto nos remitamos a que:

a) la selección de personal a incorporar es arbitraria en lo relativo al escalafón general;

b) el reclutamiento de personal, muestra debilidades al no existir políticas de capacitación, la cual es casi irrelevante en cuanto al escalafón general, deficiente en los cargos profesionales, en general, y especialmente en el escalafón de salud y con grandes disparidades en el escalafón de educación;

c) NO SE RESPETA LA CARRERA ADMINISTRATIVA EN EL ESCALAFÓN GENERAL, es muy limitada en salud y adquiere mayor relevancia en los escalafones de educación y seguridad.

En conclusión, LA MAYOR PARTE DEL PRESUPUESTO PROVINCIAL DE     CORDOBA está destinado a pagar GASTOS EN PERSONAL, no en OBRAS PUBLICAS ESENCIALES DE INFRAESTRUCTURA U OTRAS OBRAS PUBLICAS DESTINADAS AL BIEN COMUN.

Esta realidad prueba suficientemente, que estamos desde hace muchos años, y en un devenir acentuado, ante un ESTADO PREBENDARIO que tiende  a mantener y solventar, con los ingresos succionados coactivamente a los ciudadanos, la mano de obra sub-ocupada o bien, de baja calificación laboral y de muy reducida productividad, con un alto grado de ineficiencia e ineficacia en la provisión de servicios públicos, y que por su situación laboral es privilegiada respecto de la gran masa de trabajadores no estatales. Empleados estatales que gozan de estabilidad laboral, con mayor remuneración relativa que los trabajadores del sector privado, entre otros privilegios. Todo lo cual es pagado con parte de los salarios e ingresos fijos de todos los habitantes de Córdoba, debiendo además soportar mayores costos de Gastos No Autorizados, no autorizados por la Ley de Presupuesto pertinente.

  VI. Las inversiones productivas en la Argentina, exigen una tasa de retorno más elevada y periodo de recuperación de la inversión más corto, que en  otros países de la órbita latinoamericana, dado la errática política económica del Gobierno Central, que provoca, entre otros efectos, la puja distributiva entre ganancias y salarios, sustentadas en las relaciones de fuerza que disponen las distintas empresas líderes de los mercados exportador e interno.

Más allá de los balsámicos discursos de la Sra. Presidenta, en el mes de Setiembre pxmo. pasado, en plena expansión de una crisis económica mundial, sin precedentes desde 1929, nos dice con total ligereza y liviandad, al igual que otros apóstoles pro-kirchneristas [20], que estamos “en medio de una marejada, pero firmes con nuestro proyecto nacional y popular”[21] (debería leerse en medio de un maremoto, como ya lo sufre el mundo todo, y a merced de las “grandes olas” del mercado mundial y, contrariamente a su discurso, sin “políticas” de Estado económicas, con “piloto automático” y aún más, con “medidas” incoherentes y espasmódicas, meramente pragmáticas, sin sustento teórico alguno de política económica).

En tales condiciones reales, la variable de “ajuste” para recomponer y/o aumentar las ganancias de las empresas es reducir el precio del salario, según se enfatiza desde las usinas intelectuales neo-liberales.

Debemos decir consecuentemente, que este proceso de ampliación, acumulación, concentración y centralización de las ganancias del capital, muy especialmente con respecto a los CONTRAS en Argentina, ha sido un proceso muy extraordinario y sostenido, en los últimos años de este Kirchnerato.

Es claro entonces, que los salarios reales en términos de dólar, moneda mundial de referencia, deberían reducirse abruptamente, visto desde la órbita de intereses de las empresas, más aún que en cualquier otro “ajuste”, con el objeto de aumentar de tal modo, la competitividad (léase, rentabilidad) de los grandes capitales y también de las PYMES exportadoras, atentos a la nueva composición de precios relativos internacionales. Esto siempre dentro de la actual estructura del sistema económico vigente, y con “recetas” provenientes de los economistas al uso del neo-liberalismo reinante,  allegados como siempre al entorno del autodenominado gobierno “progresista” en funciones hoy.

VII. Así las cosas, el tipo de cambio relativamente “barato” (más adelante nos referiremos sucintamente sobre esta cuestión), bajo administración del Banco Central, el “gran ajuste” en el sector privado, se plasmará en reducciones nominales de salarios, aumentos del desempleo y subempleo, reducción del costo laboral reclutando mano de obra informal (esto es, ilegal), especialmente en las PYMES, que son empresas de mano de obra intensiva y cuyos costos dependen principalmente de la masa salarial y de los costos laborales por cargas sociales. HEMOS HECHO ESTAS ACLARACIONES PREVIAS PARA, POR FIN, DECIR QUE EL SECTOR “PUBLICO”, CONTRARIAMENTE AL PRIVADO, NO “AJUSTA” A LA BAJA DEL EMPLEO, COMO DEMUESTRAN LAS CIFRAS QUE HEMOS ANALIZADO, NI “AJUSTA” POR LA BAJA DE LOS SALARIOS NOMINALES QUE TAMBIÉN QUEDA DEMOSTRADO PALMARIAMENTE POR LOS MISMOS DATOS OFICIALES INCLUIDOS EN LOS PRESUPUESTOS 2007, 2008 Y 2009, ya analizados por nosotros. Todo ello confirma nuestra tesis inicial de la existencia de una muy marcada inelasticidad a la baja de las partidas presupuestarias públicas destinadas a Gastos de Personal.

  1. VIII.      A todo este “cuadro de situación”  con relación al Personal del Estado Provincial, es dable advertir que la partida “Bienes de Consumo” por la suma de $494,95 millones y “Servicios no Personales por el importe de $970,62 millones, esto es, resultan “presupuestados” ambos rubros por la suma total de $1.415,57 millones, cifra para nada despreciable. Hacemos especial hincapié en estos rubros del Proyecto de Presupuesto 2009, en virtud de que por medio de “torsiones contables” son generalmente pagados “contratos de locación de obras” y “facturas de compras de bienes o servicios”, que en la realidad de los hechos “ocultan” o “enmascaran” parte de los Gastos en Personal. Podría ciertamente entonces, verificarse una sub-registración significativa del total de la Planta Permanente y Transitoria de Personal de la Administración Pública Provincial. A su vez, el Gasto Salarial se incrementa aún más de lo ya expresado, a través de la partida “transferencias”, que se prevé presupuestar en $3.289,01 millones por Gastos Corrientes para el año 2009, los cuales se destinan a tres rubros: 1) Educación Privada; 2) Sistema de Previsión Social y 3) Municipios de la Provincia de Córdoba.

Respecto de éste último rubro, a modo de referencia histórica, según los gastos consolidados de las 24 jurisdicciones provinciales, acorde a las respectivas ejecuciones presupuestarias de sus Gastos Totales, y en base a los datos proporcionados por Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con Provincias, se gastó en PERSONAL, en el año 2005, un 52,9% y un 30,4% correspondiente a “transferencias” con relación al Total de Gastos Corrientes en promedio de todas las jurisdicciones. En el Mensaje de Elevación del Presupuesto 2009, se señala que los Gastos en PERSONAL del año 2008, ascenderían al cierre del año 2008 a un 54,42% y las Transferencias Corrientes a un 29,40%, ambos con relación al Total de Gastos Corrientes. En tanto se prevén para todo el año 2009, sin ningún sustento técnico sólido, que los Gastos de Personal ascenderían al 53,05% y las Transferencias Corrientes al 31,54% de los Gastos Corrientes para el año 2009.Todo lo cual, muestra el “deslizamiento” paulatino hacia un mayor peso relativo sobre los Gastos Corrientes, con relación a los gastos en salarios y remuneraciones del Personal del Estado.

  IX.      En cambio, el sector económico privado, aparece en el horizonte inmediato, inmerso en una puja distributiva entre salarios privados y salarios “públicos”, entre empresas “amigas” de la Administración del Gobierno Provincial, en este caso, beneficiarias del Gasto “público” y empresas que dependen solo del Gasto Privado (Consumo), y entre salarios privados y ganancias del capital privado, relación ésta última que conforma la “tasa de explotación” del trabajo asalariado.

Dado este cuadro de situación, asistimos ahora, en estos días, al reclamo de los empresarios que exigen, sin vergüenza alguna, mayores subsidios “públicos”, es decir, una mayor participación en el Gasto Público que como hemos observado fundadamente, incide fuertemente en el Presupuesto del año 2009.

Asimismo, trabajadores privados que, con toda justicia, reclaman mayor participación en la Distribución de Ingresos y subsidios o mejoras impositivas que aumenten sus raídos salarios nominales y por ende, también reales, pagando aquéllos mayores costos del Presupuesto del Estado Provincial en razón de los “desvíos” por encima de los créditos y partidas autorizados por Ley del Presupuesto Provincial, ya palmariamente demostrados a través del incumplimiento reiterado de las previsiones y metas presupuestarias aprobadas por la Legislatura Provincial.

De tal modo y además, los sectores más vulnerables y desprotegidos socialmente, sufren también el denominado “impuesto inflacionario” que recaudan por si y para si las Empresas “formadoras de precios” con control del mercado consumidor, ampliando por la vía del proceso de inflación de precios “reptante”, o bien creciente, la masa total de sus ganancias y aumentando con ello, la acumulación de sus capitales concentrados.

 

  • DE LA DEUDA “FLOTANTE”

 

Según se manifiesta oficialmente en el texto de la Ejecución Presupuestaria al 31/12/2007, “las obligaciones pendientes de pago del ejercicio 2007”, ascendieron  a $300,10 millones, deuda de “arrastre” que incidió negativamente en el año en curso.

 

En este año, detectamos en la proyección oficial con relación al Informe de la Ejecución Presupuestaria al 30/09/2008, deja prever que se consideran oficialmente erogaciones a cumplir para el cuarto trimestre del 2008 que ascenderían a un total de $3.617,82 millones, afectando al último trimestre del cte. año.

 

Si, del mismo modo, consideramos los recursos totales proyectados al cierre respecto a los recursos informados hasta el 30/09/2008, por todos los conceptos, éstos alcanzan a la suma de $2.774,03 a recaudar efectivamente al cierre del ejercicio, esto es, al 31/12/2009.

 

En consecuencia, los recursos proyectados oficialmente a percibir durante el último trimestre del 2008, no alcanzan a cubrir las erogaciones imputables al cuarto trimestre. Concluimos, estimativamente, que la “deuda flotante” al cierre del ejercicio actual, ascendería a la suma de $843,79 millones, importe relevante que genera obligaciones que de no ser posible cancelarlas dentro del cte. año, pasan ipso-facto a constituir obligaciones diferidas par el año próximo, compromisos de Tesorería de “arrastre” para ser cumplidas durante el ejercicio sujeto a la Ley de Presupuesto 2009 que finalmente ahora se apruebe.

 

  • DE LAS EMPRESAS Y OTROS ENTES ESTATALES

 

Como es de costumbre, el Gobierno pone a consideración de la Legislatura, solo cálculos previstos de las empresas y otros entes estatales, que en conjunto, según los anexos 01 y 13, por ejemplo, con un detalle insuficiente, demuestran sobre supuestos objetables, que para el presupuesto del año 2009, los Ingresos Totales ascenderían a la suma de $3.195,51 millones y erogaciones totales por el importe de $4.160,48 millones, que incluyen todas las fuentes, excepto el Banco Provincia de Córdoba, cuya tenencia accionaria corresponde en un 99% a la Provincia y un 1% a la Corporación Inmobiliaria Córdoba S.A..

 

Es obvio, que las empresas y otros entes estatales, con la excepción mencionada más arriba, muestran un déficit previsto, sobre supuestos falaces y no creíbles, a la suma total de $964,97 millones.

 

Así, con un cálculo objetable, las erogaciones totales de la Provincia ascenderían a la suma, muy relevante, de $12.681,62 millones, excluyendo al Banco Provincia de Córdoba SA.

 

La omisión del Banco Provincia de Córdoba S.A. es inexplicable, dado que resultaría de sumo interés a los fines presupuestario, conocer su situación financiera a la fecha.

A pesar de ello, yendo a la información brindada por el Banco Central observamos que los ejercicios anuales presentados por el Banco provincial, ostenta un Informe de Auditoría, en los dos últimos años 2006 y 2007, CON ABSTENCIÓN DE OPINION. Esto significa, como señala la doctrina en materia contable que: en “el caso de abstención de opinión”” corresponde “cuando no se ha obtenido suficientes y adecuadas evidencias que le permitan (al auditor contable) formarse una opinión sobre la razonabilidad con que han sido presentados los estados contables en su conjunto” debiendo en tal caso “expresar en su dictamen todas las razones que lo obligaban a ello”.

 

En tal caso, una de las diversas situaciones que deben tener incidencia significativa sobre la situación patrimonial y financiera y/o los resultados del ejercicio, que obligaban al Contador Público a abstenerse de emitir opinión sobre los estados contables considerados en su conjunto, como es en este caso planteado, consiste en la existencia de INCERTIDUMBRE respecto a HECHOS FUTUROS, tales como, existencia de situaciones indeterminadas: juicios pendientes, controversias, dudas sobre la valuación de activos, dudas sobre excesos de pasivos corrientes sobre activos corrientes, déficits acumulados, préstamos vencidos impagos, razonabilidad de la previsión por deudores morosos, realización de una parte sustancial de los activos,  etc..[22]

 

CONSIDERAMOS QUE LAS LIMITACIONES CONSIGNADAS EN EL INFORME DE LOS AUDITORES INDEPENDIENTES PARA LOS EJERCICIOS 2006 Y 2007, AMERITAN NO SOLO UNA “ABSTENCIÓN DE OPINIÓN” SOBRE LOS ESTADOS CONTABLES DEL BANCO DE LA PROVINCIA DE CORDOBA SA, SINO UNA “OPINION ADVERSA”. ELLO ESTA FUNDADO EN LAS PROPIAS AFIRMACIONES DE LOS AUDITORES QUE PERMITEN INFERIR QUE LOS ESTADOS CONTABLE EXAMINADOS NO PRESENTAN “RAZONABLEMENTE LA SITUACIÓN ECONÓMICO-FINANCIERA” DE LA ENTIDAD  Y CONFORMAN UN CASO LÍMITE EN EL CUAL LAS SALVEDADES SON MUY SIGNIFICATIVAS.

 

De tal manera, cotejando el Informe de los Auditores Independientes, constatamos que la existencia de muy importantes limitaciones que explican pero aún así, no justifican suficientemente la emisión de su ABSTENCIÓN DE OPINION. Ello representa la extrema situación en la cual la opinión del auditor, a tal punto, que tal conclusión del Informe de Auditoría significa que “es en esencia, UNA DENEGACIÓN DE OPINIÓN, POR LA CUAL NO SE EMITE JUICIO TÉCNICO ALGUNO.” [23]

 

En resumen, las limitaciones son de tal significación e importancia como las que los Auditores describen en su Informe, a saber: a) El incumplimiento de ciertos condicionamientos, como las reformulaciones del Plan de Regularización y Saneamiento presentado por la Entidad Bancaria al B.C.R.A., presentadas durante los años 2006 y 2007 y contempladas en la Resolución Nro. 01/05 de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del BCRA.  La solicitud de facilidades adicionales no tiene resolución sobre la totalidad de las mismas a la fecha del dictamen de Auditoría; del mismo modo, la Entidad provincial incumplió el régimen de capitales mínimos hasta el cierre del ejercicio 2007, asimismo de los indicadores de liquidez, solvencia y rentabilidad requeridos por el B.C.R.A.. LA CONTINUIDAD DE LA ENTIDAD BANCARIA PROVINCIAL, DEPENDE DE LA PRESENTACIÓN Y CUMPLIMIENTO DEL NUEVO PLAN DE SANEAMIENTO QUE INCLUYAN LA ATENUACIÓN DE LOS CARGO POR LAS RELACIONES TÉCNICA INCUMPLIDAS, los cuales NO ESTAN RECONOCIDOS EN LOS ESTADOS CONTABLES. b) Los reclamos legales e impositivos contra la Entidad provincial, si bien se detallan, se encuentran pendientes de resolución a la fecha de emisión del Informe de Auditoría; c) De acuerdo a un convenio suscrito con la Provincia se transfirieron pasivos mantenidos por el Banco con distintas Entidades Financieras. Dicho convenio está sujeto al cierre del ejercicio 2007 a un proceso de renegociación de los Pasivos involucrados. POR TAL MOTIVO, EL BANCO DE GALICIAS Y BUENOS AIRES S.A. HA EFECTUADO RECLAMOS NO CUANTIFICADOS DE PAGOS ADICIONALES, QUE NO HAN SIDO REGISTRADOS POR EL BANCO DE LA PROVINCIA DE CORDOBA; d) La Entidad provincial no ha registrado no ha registrado los cargos derivados del pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación acerca de los depósitos reprogramados y los depósitos judiciales originalmente constituidos en moneda extranjera al 31 de diciembre del 2007; e) Existen diferencias entre la aplicación de normas contables de Entidad provincial que difieren de las normas contables profesionales vigentes en la Provincia de Córdoba, lo cual conlleva que existen efectos no cuantificados en los estado contables (nota 6 del Balance General); f) la Entidad financiera provincial redujo las Previsiones por Riesgo de Incobrabilidad por un total de $11.103 miles; g) En los estados contables el Banco provincial mantiene registrado al 31/12/2007, en el rubro “Préstamos-al sector público no financiero” el saldo de APORTES DE CAPITAL pendiente de integración en la suma de $78.907 miles. El saldo debió estar manifestado en el rubro “Créditos Diversos- Accionistas” según disposición del B.C.R.A..

 

Todas estas limitaciones significativas que impactan en los Estados Contables justifican una Opinión Adversa por parte de los Auditores Contables del Banco de la Provincia de Córdoba, pero, aún así, la NEGATIVA DE OPINION, hacen que las afirmaciones contables expuestas sean NO CREIBLES y presupongan DEUDAS OCULTAS.

 

Asimismo, observamos en la información brindada por el B.C.R.A. que el ROE (return on equity-rentabilidad de los capitales propios operativos), beneficio sobre total del Capital propio operativo, asciende asciende a un menos 23,65%, en tanto el ROA operativo (return on assets-rentabilidad económica operativa sobre activos) alcanza un menos el  1,35% el sobre el total del Activo operativo. Que podría significar estas relaciones de rentabilidad? Pues, no está explicado ni aún menos, justificado por la Entidad Financiera oficial de la Provincia. Más habiendo expresado aún una utilidad para el  mes de Junio del 2008,  claramente positiva respecto del mes anterior, parece no entenderse el ROE operativo (resultado sobre capital propio) sea notoriamente negativamente menor que el ROA operativo (resultado sobre activos), también de signo negativo.

 

Ello podría suceder que a pesar de los resultados significativamente mayores que el periodo trimestral anterior, esté significando un ENDEUDAMIENTO NO EXPLICITO que sustentan los Informes de Auditoria mencionados anteriormente. Hemos reparado en que las Previsiones constituidas sobre “CARTERA IRREGULAR” desaparecen, sin explicación alguna, en el mes de Junio del 2008, tal como el rubro de Pérdidas de “Gastos en remuneraciones sobre el personal” que también misteriosamente, desaparece en el mismo mes de Junio de 2008.

 

La situación financiera, de acuerdo a todo lo dicho, resulta una “caja de Pandora” que puede ocultar un Pasivo significativo y consecuentemente, erogaciones que deberían ser agregadas al Presupuesto Provincial del año 2009.

 

  • DE LA CAJA DE JUBILACIONES

Según las cifras expuestas en los anexos pertinentes a los Institutos de Previsión Social para el año 2009, los ingresos por contribuciones de la Seguridad Social, en concepto de Aportes Personales, Contribuciones Patronales y Aportes del Fondo Complementario, ascienden a la suma de $2.624,76 millones. En tanto, las erogaciones previstas, sobre los supuestos falaces que ya hemos objetado, las Prestaciones de la Seguridad Social, ascienden a $3.695,16 millones.

De ahí que los fondos genuinos a cubrir por déficit ascienden a $1.070,40 millones. Reeditando el déficit crónico de la Caja de Jubilaciones de la Provincia, que se reproduce cada ejercicio.  Ello sería cubierto en parte, con los fondos provenientes del Gobierno Central, en concepto de “transferencias” corrientes calculadas en $757 millones, además de los fondos originados en impuestos nacionales (IVA y Bienes Personales) por un total estimado de $129,85 millones. Aún así, el déficit global de los Institutos de Previsión Social ascenderían (con una estimación optimista) a la suma de $176 millones.

En punto a la situación financiera de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia, a fin de sostener el principio de solidaridad por sobre el de derechos adquiridos, dado que es aquél el que prima en el sistema de reparto, exigimos distintas medidas a fin de reducir y progresivamente, eliminar el déficit crónico que afecta en su mayor parte a aquellos sectores más desprotegidos y vulnerables de personas de la tercera edad:

A) Los fondos públicos deben ser administrados con eficiencia y eficacia, por ello, surge la responsabilidad ineludible de los funcionarios, incluido el gobernador de turno, agravado por tratarse de un profesional con conocimiento en la materia.

B) Debe establecerse un adecuado cálculo actuarial que permita tomar las previsiones con el objeto de evitar estas situaciones anómalas.

C) Las Contribuciones Patronales del Estado deben hacerse efectivos, asimismo, debe ocurrir con los Aportes retenidos a los miles de empleados en actividad, lo cual deben estar sujetos a un régimen de severas penas en contra de los máximos responsables de la función pública, tanto de orden penal como civil.

D) AUMENTAR hasta cubrir la totalidad del déficit anual presupuestado de la Caja, las Contribuciones Patronales del Estado Provincial. Ello obligará a reasignar partidas del Presupuesto con un claro sentido solidario.

E) INCORPORAR a las sumas de remuneraciones normales y habituales al personal del Estado, declaradas como sumas “no remunerativas”, las cuales pasan a estar sujetas a Retenciones de Aportes destinados a engrosar los fondos de la Caja de Jubilaciones y Pensiones.

F) Nadie puede ignorar, ni ser indiferente, a la situación de que existen altísimas sumas pagadas por jubilaciones de “privilegio” de ex altos funcionarios, legisladores, magistrados y otros, con importes asignados de remuneraciones jubilatorias de 10, 15 o 20 veces mayores al promedio o de la jubilación más baja.

G) Dicha situación, exige que en un sistema de reparto, el cual se fundamenta en un sistema solidario y nadie es propietario de los fondos previsionales, NO EXISTEN DERECHOS DE PROPIEDAD INDIVIDUAL Y DERECHOS ADQUIRIDOS que afecten al resto de los jubilados, pensionados y aportantes al régimen precitado. En consecuencia, sería imprescindible, dada la situación de necesidad y urgencia signada por la insostenible situación financiera de la Caja, AUMENTAR las jubilaciones más bajas hasta la concurrencia del valor móvil de la canasta familiar total, calculada en términos reales (y no por el INDEC), y el “remanente” de los fondos disponibles se repartan solidariamente entre los hoy beneficiarios de “jubilaciones de privilegio”. SE TRATA DE UNA POTESTAD DEL ESTADO, ANTE UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA PREVISIONAL, Y CON PERFIL DE JUSTICIA SOCIAL.

H) REFORMULAR todas las remuneraciones del Estado Provincial, en sus jerarquías más altas que muestra una perversidad que lastima la dignidad humana, frente a una sociedad en crisis terminal. Esa reasignación de partidas de Gastos de Personal, permitirá redistribuir fondos que se apliquen a cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones Provincial. Asimismo, redireccionar las partidas del Presupuesto Provincial hacia Gastos socialmente eficientes como salud, vivienda, educación, que se encuentran discriminados, especialmente por la nómina salarial de altos cargos de funcionarios, muchos de ellos postergables e innecesarios.

                                         Dr. RUBEN O. THIEME- Economista UBA)

         09 de diciembre de 2008


[1] Se utiliza aquí, no en sentido peyorativo, la expresión de “profesionales de la política”, en el sentido que son vitalicios, siempre y cuando cuiden su “capital político” o electoral y elaboren una buena “imagen pública” de si mismos. En contraposición, encontramos también a los políticos genuinos, que son aquellos que “guían su accionar subordinando su conducta” al mandato ciudadano que auténticamente representan.

[2] El autor de esta nota intenta demostrar porqué el sistema tributario provincial se ha vuelto más regresivo, al depender cada vez más de los recursos nacionales y de los impuestos al consumo. Un gráfico muestra cómo han perdido peso en la recaudación los impuestos de origen provincial que fueron objeto de la rebaja del 30%. Incluso Ingresos Brutos, que pese a la mayor actividad, tiene hoy menor incidencia que en el periodo 1995/98. (Eduardo Fernandez, ex vocal del Ersep, Legislador Provincial por el  Frente Nuevo del Dr. Luis Juez y actual titular de la conducción de APYME- Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios-).

[3] Lo agregado “entre-paréntesis” es nuestro. 

[4] Véase las consecuencias a la vista de todos, de los “efectos benéficos”, en Argentina, de la devaluación de la moneda de Enero de 2002 a la fecha, que muchos y hasta “funcionales y aparentemente ingenuos” políticos y economistas al uso, declaran solemnemente por todos los medios masivos de “desinformación” , que habíamos (quienes??) entrado en una etapa o ciclo de “extensa calma macroeconómica y que nada hacia prever convulsiones o crisis como las ya tantas veces reiteradas en la historia argentina”. “Existe una Estabilidad Macroeconómica que asegura varios años, décadas quizás sin crisis económicas”, ¡Cuánta cursilería de quienes jamás  hojearon un libro de economía, o habiéndolo hecho, fueron adoctrinados por los Grandes Hermanos del Norte, en sus fascinantes casinos de sabiduría: las respetadas Universidades de Harvard, de Yale, de Columbia, Oxford, y así de seguido. Muchas de ellas fundadas y dirigidas por los CEO de los antiguos y actuales enormes magnates económico-financieros que se apropiaron de más del 90% de la riqueza de USA, en tanto que más del 90% de los habitantes estadounidenses (electores?) solo, y en parte (porque la desocupación es un monstruo grande y pisa fuerte), posee apenas alrededor de menos el 10% de la riqueza total del país más poderoso del planeta. CABE PREGUNTARLES A LOS GENIOS PROFÉTICOS AQUELLOS: ¿Y AHORA QUE? APENAS A UN AÑO DE SUS BUENOS AUGURIOS. Ahora los vemos correr presurosos a desempolvar las bien guardadas “ideas geniales” de corte keynesianas (inaplicables en este estadio y en un país dominado o “dependiente”), como ya explicáramos en otro artículo publicado mencionado más abajo (ver nota 4). AHORA claman y suplican  por el susurro balsámico y calmante de algunos “neoliberales” arrepentidos (sic!) y que actualmente dicen, entre otras herejías, que “optan por los pobres”.

[5] “Capitalismo Tardío: Crecimiento con Pobreza en la Argentina de Kirchner”, ver resumen publicado por el CIEC dirigido por el Dr. Luis Di Marco, en su recopilación de artículos diversos que adhieren al Humanismo Económico, del cual el eminente Dr. Di Marco es su fundador desde hace varias décadas y reconocido en todos los ámbitos académicos de Economía del mundo. Invito a leer su extensa e invalorable obra publicada en incontables libros sobre cuestiones del Humanismo Económico hacia una nueva Civilización.

[6] Lo que en los medios “especializados”, los “economistas al uso” (economistas profesionales), sitúan como “Ojo de la Tormenta” de que se trata solo de una “Crisis Financiera” y centran en el NUCLEO de esta crisis todo el problema, sin parangón desde la crisis de los años 30’, (lo cual es notoriamente verdad), RESULTA SER UNA FALACIA COMPLETA, ya que el núcleo causal de la actual crisis económica es el grado y naturaleza de la estructura económica de producción, distribución y consumo, la cual condiciona la esfera monetaria y por ende, el “mercado financiero” como resultado, con cierto y un auto-limitado grado de “autonomía”.

[7] De ahí que algunos empresarios Pymes, celebren, con algunas prevenciones como una supuesta “Reforma Integral Impositiva”, sin ninguna aclaración de que se trata, la iniciativa de la Administración Schiaretti, la decisión de instituir un Nuevo Impuesto a la Última Venta. En primer lugar, porque dejaría de ser un costo no trasladable para el empresario, en muchos casos, y en segundo lugar, porque finalmente, el mayor costo del precio final de cada producto no sería “pagado” por las Pymes sino por los sectores sociales más amplios de ingresos fijos y los salarios de los trabajadores. Esta es una “verdadera OPCION POR LOS RICOS”.

[8] Hacemos notar que la Provincia de Neuquén, a través de su Poder Ejecutivo, ha resuelto posponer, en el mes de Noviembre 2008, la presentación del Presupuesto 2009, en razón a la incertidumbre generada por la crisis económica, en especial, por el comportamiento del tipo de cambio, la crisis del sistema financiero, el incierto cálculo de la coparticipación federal, de la deuda pública del Estado Provincial, los precios internacionales de los commodities, y en su caso especial, las regalías petroleras.

[9] Ver pag. 42 del presente Informe, último párrafo.

[10]  Ver V. I. Lenin, “El imperialismo fase superior del capitalismo”, Ed. Anteo, Buenos Aires, 1965, p.22.

[11] “El aumento de la productividad, que podría significar mayor tiempo libre para la sociedad, se convierte bajo las relaciones capitalistas de producción en una condena a la desocupación de sectores crecientes de la población…cuarenta años atrás, esto hubiera parecido un mero fantasma, pronto a disolverse con un poco de magia keynesiana.” Véase artículo de Alejandro Ramos M. en Le Dipló, Argentina, Febrero 2004, p. 5.

[12] Joan Robinson,  op.cit. en nota 22.

 

[13] Una de la paradojas del sistema de la economía del capital radica precisamente, sostenía con total razón Joan Robinson, es que “los sindicatos contribuyen a la prosperidad de los capitalistas…en cuanto la elevación de los salarios reales (o una política asistencial de subsidios a desocupados que aumente la demanda interna del país) ofrecen a éstos un mercado (interno) en expansión donde realizar sus ventas.”

[14] Ver Joan Robinson, “Marx,  Marshal y Keynes”, en “Contribuciones a la teoría económica moderna”, México, siglo XXI editores, 1979, p. 103.

[15] (Ver op. cit., p.103).

[16] El Dipló-Diciembre 2000-nota pie de página- Pág. 5-Jorge Beinstein.

[17] Ver Información en el sitio oficial de Internet del propio Gobierno de Córdoba, www.cba.gov.ar

[18] A consideración del ARTICULO 10. — La tasa nominal de incremento del gasto público primario de los Presupuestos de la Administración Nacional, Provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entendido como la suma de los gastos corrientes y de capital, excluidos los intereses de la deuda pública, los gastos financiados con préstamos de organismos internacionales y los gastos de capital destinados a infraestructura social básica necesaria para el desarrollo económico social, financiados con cualquier uso del crédito, autorizado en el caso de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires conforme a lo dispuesto en el artículo 25 de la presente, no podrá superar la tasa de aumento nominal del producto bruto interno prevista en el marco macrofiscal mencionado en el artículo 2º, inciso d) de la presente norma. Cuando la tasa nominal de variación del producto bruto interno sea negativa, el gasto primario podrá a lo sumo permanecer constante. Cuando no fuera necesario implementar las medidas previstas en el artículo 20 o en los casos en que el incremento nominal de los recursos supere el incremento nominal del producto bruto interno, esta limitación sólo regirá para el gasto corriente primario, sin perjuicio de lo dispuesto por la presente ley. (LEY 25.917 DE RESPONSABILIDAD FISCAL VIGENTE).

[19] Ver ARTÍCULO 11. — Los gastos incluidos en los Presupuestos del Gobierno nacional, de los gobiernos provinciales y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires constituyen autorizaciones máximas, estando sujeta la ejecución de los mismos a la efectiva percepción de los ingresos previstos en dichas normas. LEY 25917 DE RESPONSABILIDAD FISCAL VIGENTE.

[20] El respetado Profesor Cdor. Salvador Treber señaló, concordando con el Cdor. Schiaretti, en que el impacto de la crisis financiera (sic!, debería decir “económica”) mundial será MENOR en nuestro país, por lo que recomendó a la población no alarmarse: “No veo motivos (sic!) para alarmarse y para crear temores extraordinarios”…”hay que tomar la crisis financiera (económica) internacional con tranquilidad; quien haga diagnósticos agoreros es un SABOTEADOR y UN TERRORISTA”. Al respecto culpó a la OPOSICIÓN (dejando ver su embozada filiación al kirchnerismo en boga) y además, a los MEDIOS DE PRENSA por ser los encargados de fomentar la crisis financiera en nuestro país. (Todo  un exabrupto nada feliz, ofendiendo a quienes piensen distinto, coincidiendo en la descalificación acostumbrada del oficialismo hacia aquéllos que disienten con las políticas públicas o al pensamiento único del discurso oficial del kirchnerato.) Ver diario “Hoy Día Córdoba” del jueves 9/10/2008, respecto a declaraciones del distinguido Prof. Treber al diario Puntal de Rio Cuarto, Córdoba, nota de tapa.

[21] Discurso de la primera dama del mes de Setiembre del corriente año.

[22] Ver “Auditoría y Sindicatura Societaria”, de Alberto Victo Verón, Ed. Errepar, pags. 70-73.

[23] Ibídem, pag. 73.